Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Direcon anticipa reunión "extra" entre firmantes del TPP en APEC de Lima

logotipo de Pulso Pulso 15-11-2016 Pierina Bertoni

La elección de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos remeció al mundo y principalmente a sus socios comerciales, debido a la mirada proteccionista que ha evidenciado respecto de la economía estadounidense.

Por eso mismo se ha especulado bastante sobre qué pasará realmente con el Tratado Transpacífico de Libre Comercio o TPP por sus siglas en inglés. Tanto que ayer Shinzo Abe, Primer Ministro de Japón -país que durante la semana pasada aprobó el acuerdo en su congreso-, reconoció que con la elección de Trump “el TPP se ha topado con circunstancias difíciles”.

Por esta razón y porque muchos han apostado por el fin de este acuerdo, desde la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), su directora Paulina Nazal, aseguró que “en Direcon continuamos trabajando para despachar el TPP al Congreso. Paralelamente, este fin de semana, en Lima, en el marco de la reunión de líderes de APEC, participaremos en reuniones oficiales entre los países firmantes del Acuerdo Transpacífico, para hacer una evaluación tras la elección de Donald Trump, quien durante su campaña manifestó sus aprensiones con el Tratado. Tras cinco años de negociaciones, Chile considera que el acuerdo resultante quedó balanceado y contribuirá a bajar las barreras al comercio mundial, por lo cual seguiremos apoyando su puesta en marcha”.

No obstante, en Chile el futuro del TPP se ha convertido en uno de los temas principales a la hora de hablar de repercusiones de la elección de Trump y, en general, la postura de los expertos apunta a ser cautos al momento de analizar este tratado. El embajador de Chile en EEUU, Juan Gabriel Valdés, aseguró en El Mercurio que es prácticamente imposible que el TPP sea aprobado en el gobierno del Presidente Barack Obama.

Entre los parlamentarios la opinión está dividida.

Por un lado, el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD) -quien es parte de la comisión de Relaciones Exteriores-, sostuvo que “nuestro gobierno debe tomar una decisión sobre este tema en cuanto a su tramitación. Como muchas otras naciones lo han dicho, si EEUU no lo aprueba o ni siquiera lo alcanza a ver, es el fin de este tratado. En nuestro caso, como país, tendría algunas desventajas, pero creo que debiéramos volcarnos a trabajar y a tener una mayor presencia en la Alianza del Pacífico como una herramienta para diversificar y expandir nuestras exportaciones”, agregando que existen muchas oportunidades dentro de este bloque comercial para los participantes.

Pero por otro lado, el senador Hernan Larraín (UDI) apoya la idea del Ejecutivo, y sostuvo que “el Gobierno debe explorar con el resto de los signatarios su voluntad de firmar el TPP aún sin EEUU. Si hay esa voluntad, yo seguiría con su tramitación”. 

El senador también señaló que “para Chile hay dos opciones: uno que se rechace, lo que no significa que se revisen los tratados que EEUU ya tiene con todos los países del TPP y, por lo tanto, no habría una perdida muy significativa; pero la otra opción, sería que el resto de los países, sin EEUU, pueda avanzar en esa dirección, lo cual creo pudiera ser una alternativa a explorar”. 

Entre los factores a considerar se encuentra que el TPP establece que para seguir su curso, requiere a seis países, o bien el equivalente al 85% del PIB de los países involucrados, lo que automáticamente no se cumpliría sin EEUU.

Otro escenario a considerar es que antes que asuma Trump, el Congreso de EEUU, asumiento que estos tratados no avanzarán en el nuvo gobierno, apruebe el TPP durante la administración Obama -lo que es conocido como “lame duck”-, un escenario poco probable, según los entendidos.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon