Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

División de Estudios de BC admite crecimiento bajo lo previsto

logotipo de Pulso Pulso 11-08-2016 Carlos Alonso

Las expectativas de los economistas para la Tasa de Política Monetaria (TPM) es de una mantención en 3,5% no sólo para la reunión de hoy, sino que hasta bien entrado 2017. Esa visión es la que también recogió los Antecedentes Reunión de Política Monetaria que realiza la División de Estudios del Banco Central. En dicha minuta se destaca que precisamente que las expectativas de mercado para la Tasa de Política Monetaria (TPM) se han ajustado a la baja y la mayoría anticipa que la tasa no se moverá en los próximos dos años o como máximo tendrá un aumento de 25 puntos base (pb) en ese período. 

Asimismo, se destaca que “en julio, la inflación retornó al límite superior del rango de tolerancia y se sigue anticipando que se acercará a 3% en lo venidero, coherente con lo previsto en el IPoM de junio”. Sin embargo, se menciona que “la actividad y la demanda interna muestran un desempeño algo menor a lo previsto y sus perspectivas se han debilitado, tanto por menores proyecciones para la inversión como por expectativas privadas menos favorables”.

En el escenario externo, el BC afirma que se ha mostrado una mayor calma relativa en el último mes, pero persisten los riesgos, en particular respecto del curso que tomará la política monetaria en Estados Unidos y su efecto en los mercados globales.

Así las cosas, la minuta del BC destaca que tanto la Encuesta de Operadores Financieros como los precios de los activos muestran una disminución de las perspectivas de alza de tasas, mientras que la Encuesta de Expectativas Económicas bajó de dos a uno los aumentos esperados de la TPM, ubicándola en 3,75% a dos años plazo. Por su parte, el Grupo de Política Monetaria (GPM) recomendó, por unanimidad, mantener la TPM en 3,5%, pero cambiando el sesgo desde su nivel restrictivo a uno neutral, aunque “en constante revisión, a la espera de nuevos antecedentes sobre la evolución de las condiciones internacionales y su impacto sobre la inflación y la actividad local”. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon