Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Divisiones de consumo de bancos alcanzan mínimos de 5 años sobre el total de créditos

logotipo de Pulso Pulso 09-08-2016 Maximiliano Villena

Una serie de regulaciones y una alicaída situación económica mantienen a los sectores de menores ingresos con un acceso restringido a la banca. Desde que se iniciara la tramitación del proyecto que reducía la Tasa Máxima Convencional (TMC) la industria redujo su exposición a dichos sectores, algo que con el correr de los años ha continuado acentuándose. 

A pesar de que los créditos hipotecarios mantienen su ritmo de expansión, las colocaciones de consumo crecieron en doce meses en términos reales un 2,92%, mientras que las comerciales, que explican el 59,1% del total de la industria, avanzaron 6,1%. Sin embargo, las cifras son más explícitas al enfocarse en las divisiones especializadas.

Banco de Desarrollo, BCI Nova, Banco Condell, Credichile y Banefe son las cinco divisiones de consumo que hoy funcionan en la banca (pertenecientes a Scotiabank, BCI, Itaú-CorpBanca, Banco de Chile y Santander, respectivamente), las cuales muestran señales de desaceleración desde 2011. En dicho año alcanzaban el 3,26% del total de préstamos de la industria y el 4,95% respecto de los bancos matrices. A marzo, según los últimos datos de la Superintendencia de Bancos, estas divisiones representan el 2,31% de los préstamos totales de la industria, muy por debajo del 2,73% del mismo mes de 2015. De hecho, han pasado del 4,62% del total de los préstamos de estos cinco bancos a  3,64%. 

El segmento empresas, que representa el 15,19% de las colocaciones de la división y 0,95% de las matrices, también ha retrocedido. Al mismo mes del ejercicio anterior, equivalían al 16,96% de sus divisiones, 1,25% de las matrices y 0,79% del sistema. Las cifras se insertan en un escenario menos favorable para las compañías, según se desprende del último Informe de Percepciones de Negocios del Banco Central. “En las empresas, se incrementó la solicitud de capital de trabajo en medio del alargamiento de los plazos de pago a los proveedores de diferentes sectores y dificultades de flujo de caja”, consigna el documento. La situación sería compleja, sobre todo, para las firmas de tamaño mediano, dice Hernán Cerda, gerente divisional Empresas de Banco Internacional. “Las empresas medianas enfrentan un esquema de posible estrechez de liquidez que, de no ser resuelto a tiempo, implica dificultades para el segmento”, agrega Cerda. 

En consumo, los préstamos pasaron de significar el 12,51% de marzo de 2014 al 10,6% del primer trimestre de este año.  Respecto de los créditos del segmento de los bancos matrices, cayeron del 18,78% al 15,23%. En dicho sector, Condell ha visto una merma de 2,56 puntos porcentuales, mientras que en Banefe la caída es de 1,92 puntos y en Credichile de 1,88 puntos. Banco de Desarrollo es el que ha mostrado la mayor caída, al pasar del 22,28% al 9,91% en dos años. Scotiabank ha ido reduciendo la presencia de su división especializada. La apuesta de los grandes bancos parece haberse debilitado en este nuevo escenario. Para el analista de Fitch, Abraham Martínez, las regulaciones  como la Tasa Máxima Convencional, entre otros,  han impulsado a que estos segmentos sean cada vez menos atractivos para la banca dado su mayor riesgo y sus mayores costos de transacción asociados, ya que su atención habitualmente no contemplan canales remotos sino presenciales.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon