Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Editorial de diario trasandino dice que Chile vive "una tardía regresión populista"

logotipo de Pulso Pulso 17-10-2016

© PULSO “Chile: una tardía regresión populista”. Así se titula la editorial que publicó el viernes el diario argentino La Nación en donde critica algunas de las reformas que ha llevado adelante el actual gobierno de Michelle Bachelet.

En ese sentido, el medio trasandino pone el foco en que la actual administración “proyecta una reforma laboral devolviendo a los sindicatos privilegios de hace 40 años, no simpatiza con las administradoras de fondos de pensión (AFP) y propone cambios que podrían desnaturalizarlas”.

Junto con esto, agrega otra serie de medidas que no han tenido el impacto deseado, como la reforma fiscal que ha tenido efectos “muy negativos para la inversión y el crecimiento”. Además agrega que la proyección de crecimiento se redujo al 1,8%, con un déficit fiscal que será el segundo en tamaño en 25 años y que nuestro país duplicará su deuda en cuatro años, al pasar de US$32.000 millones a más de US$62.000 millones.

“El éxito de Chile es fruto de 40 años de estadistas que resistieron la tentación populista. No puede modificarse en partes como si fuera un Lego. Es una copa de cristal. Se puede destruir en un instante si con ingenuidad, con malicia o con torpeza se cae en la misma trampa cortoplacista que provocó la decadencia de la Argentina, Brasil y Venezuela en los años recientes”, dice la editorial trasandina.

Por lo mismo, hace un llamado a estudiar lo que pasó en Argentina “donde todo parece gratuito, pero nada funciona”.

“Debemos viajar como hacienda en trenes y colectivos, que paran en forma imprevisible. Debemos sufrir robos y defendernos con mano propia. Debemos perder a nuestros hijos en el precipicio del paco. Y la supuesta gratuidad implica un costo monumental para el fisco, que explica la altísima inflación, los planes sociales, las huelgas, los paros y los piquetes. Nuestro ex ministro de Economía Axel Kicillof sostenía que "seguridad jurídica" y "clima de negocios" eran "palabras horribles". Así nos fue”, concluye.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon