Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Eduardo Aninat sobre el ministro Valdés: "Me pongo en sus pies y sufro yo de sólo mirarlo"

logotipo de Pulso Pulso 18-09-2016 Pulso

“Creo que hubo una excesiva confianza de que el sistema económico chileno podría soportar cualquier cosa”, criticó el ex ministro de Hacienda Eduardo Aninat, en entrevista con La Tercera.

© PULSO

A su opinión, el Gobierno estresó la economía y será tarea del próximo gobierno –que podría corresponder a Ricardo Lagos o Sebastián Piñera, dijo– ordenar y priorizar.

Hay secretarios de Estado que han hecho un esfuerzo por transmitir a La Moneda que el crecimiento es importante y se debe cultivar, señala, como Rodrigo Valdés, Máximo Pacheco y Luis Felipe Céspedes, los jefes de las carteras de Hacienda, Energía y Economía respectivamente. Ellos, sin embargo, no han recibido el apoyo del Ejecutivo, dijo. “Ellos tratan de hacer lo posible, pero están muy huérfanos”, comentó.

En el caso particular de Valdés, Aninat comenta que no tiene el respaldo de La Moneda. Frente a la pregunta de cómo observa al jefe de la cartera de Hacienda, el ex ministro dijo: “Aguantando lo posible y tal vez pensando: que esto termine pronto. No quiero interpretarlo, pero me pongo en sus pies y sufro yo de sólo mirarlo”.

“El equipo de La Moneda lo que tiene es que no le gusta poner la cara”, sentencia. Esto incluye a la Presidente, a la que Aninat califica como “ausente” en los últimos meses.

Sobre el futuro de la economía, el economista agrega que el país cerrará el 2016 con un crecimiento de entre 1,6% y 1,7%, mientras que el próximo año se puede “aspirar” a un 2% impulsado por el gasto público.

A pesar de no alcanzar el crecimiento que se experimentó en otras administraciones, sin embargo, Aninat no prevé recesión. “Estamos malón, pero no en crisis”, señaló.

Para que haya una recuperación de la economía, califica como “esencial” una buena política, priorización adecuada y prevención de lo que pase en el exterior. El próximo gobierno, dijo, tendrá la tarea de proponer un plan a largo plazo “fundamentalmente –pero no exclusivamente– guiado por la iniciativa privada, que contenga incentivos adecuados y que dé una plataforma de libertad”.

Dentro de un marco de “capitalismo 2.0”, comentó, el rol del Estado se debe enfocar en temas sociales, como educación, vivienda, salud y seguridad.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon