Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EEUU: el cara a cara de los compañeros de fórmula de Donald Trump y Hillary Clinton

logotipo de Pulso Pulso 30-09-2016 Francisca Guerrero

Mike Pence: “Cristiano, conservador y republicano, en ese orden” 

Era una de las opciones más seguras para Donald Trump, no solo porque Mike Pence, gobernador de Indiana, le hace contrapeso a su carácter, sino porque se trata de una figura política de alcance nacional, valorado en círculos republicanos.

“Cristiano, conservador y republicano, en ese orden”. Así le gusta describirse Pence, que ganó notoriedad nacional en 2015, cuando firmó un polémico proyecto de ley según el cual los dueños de negocios de Indiana que no quisieran ofrecer sus servicios en matrimonios homosexuales pudieran apelar a sus creencias religiosas.

El postulante a vicepresidente republicano también es conocido por sus posturas anti inmigración, área en lo que tiene mucho en común con Trump. De hecho, cuando fue congresista (2001-2011) apoyó varias leyes que limitaban los derechos de los inmigrantes.

Trump aseguró que su elección se basó en las capacidades que mostró Pence como gobernador de Indiana, asegurando que “equilibró los impuestos, reformó la infraestructura y dio más dinero a programas educativos”. Pero, la simpatía que generaba entre los líderes republicanos, también fue clave en su determinación. 

Claramente, también fue una decisión que gustó a los líderes de su partido. 

En ese sentido, Pence llegó a calmar las aguas en las cúpulas republicanas, que hasta el día de hoy no se muestran convencidas con la carta presidencial.  

“Viene del corazón del movimiento conservador. Necesitamos a alguien estable y seguro de sus principios”, dijo Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes. En tanto, Jenny Beth Martin, del Tea Party, indicó que su nombre “le da a los votantes republicanos todavía indecisos con Trump una razón para unirse y votar”.

Pero Mike Pence no solo tiene buenos amigos dentro del partido. También es cercano a los hermanos Koch, multimillonarios y clásicos donantes de campañas republicanas, que en este ciclo electoral se han mostrado reticentes a apoyar a Trump. 

Algunos medios locales consideraron que esa podría ser una de las razones que facilitaron que el nombre del gobernador de Indiana llegara a la papeleta de las elecciones del 8 de noviembre. Sin embargo, Charles y David Koch decidieron que concentraran sus aportes a las elecciones del Congreso.

Tim Kaine:  Progresista y católico, con llegada directa al voto latino 

FE, FAMILIA y trabajo, son los mismos valores de la comunidad latina aquí en nuestro país”, dijo en perfecto español Tim Kaine durante la convención demócrata. Y es que una de las características que más se ha resaltado del elegido por Hillary Clinton como compañero de papeleta es su cercanía a los hispanos, elemento diferenciador con el candidato republicano. 

Con una larga trayectoria en cargos públicos, como alcalde, gobernador y senador, el candidato demócrata a la vicepresidencia muestra una versatilidad muy conveniente para la aspirante a la Casa Blanca, que busca consolidar su posición entre minorías y jóvenes, tarea en la que también la apoyó esta semana quien fuera su contrincante en las primarias, Bernie Sanders. 

Hillary Clinton definió a su VP como “un progresista al que le gusta conseguir resultados”. Esa faceta ha quedado manifiesta en sus posturas en materia de inmigración. Kaine ya se comprometió a enviar en los primeros 100 días un paquete de reformas en la materia, que incluya “un camino a la ciudadanía” de los indocumentados, en caso que consigan llegar a la Casa Blanca. Además, respalda legislaciones a favor de los derechos de igualdad de la comunidad homosexual.

Con todo esto convive su identidad católica. De hecho, aprendió a hablar español en Honduras, donde pasó un año al frente de una escuela técnica fundada por misioneros Jesuitas y cuando el papa Francisco visitó EEUU, el congresista celebró el encuentro con quien calificó como uno de los grandes líderes mundiales.

De esta manera, no han sido pocos los que han cuestionado su progresismo, particularmente, por su oposición al aborto. 

Pero estas contradicciones no son suficientes para restarle créditos al compañero de Clinton, que cuenta con el respaldo absoluto de su partido luego de convertirse en  una pieza clave para que los demócratas recuperaran el liderazgo en Virginia en 2012, estado que había sido controlado por los republicanos desde 1964. 

Sumado a lo anterior, Kaine cuenta con vasta experiencia en defensa y seguridad. Como senador, formó parte del Comité de Servicios Armados, donde abogó por entregarle más facultades a la Casa Blanca en su lucha contra el Estado Islámico.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon