Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EEUU: perspectivas de alza de tasas caen tras débiles datos fabriles y del retail

logotipo de Pulso Pulso 16-09-2016 F. Guerrero y Agencias

Como un balde de agua fría cayeron los datos del retail y la industria  de Estados Unidos sobre las expectativas de alza de tasas. Mientras el miércoles el mercado de futuros apostaba en un 52,3% por un ajuste de la política monetaria en diciembre, esa cifra cayó ayer a 49,7%, lo mismo ocurrió con las perspectivas de alza de tasas para la reunión de la próxima semana, que pasaron de 20% a 18%.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas minoristas bajaron 0,3% tras subir 0,1% en julio, mientras que se elevaron 1,9% en la comparación interanual.

El declive de las ventas del retail del mes pasado fue liderado por una caída de 0,9% en las ventas en concesionarias automotrices. Excluyendo automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios alimenticios, los ítems más volátiles, las ventas del sector cayeron 0,1% el mes pasado tras una caída similar en julio.

A la luz de estas cifras, Chris Rupkey, director ejecutivo y economista jefe financiero de MUFG Union Bank, asegura que “a la fuerza motriz de la economía durante este año se le acaba de reventar un neumático, se salió de la carretera”. En una nota a sus clientes indica que “el consumidor está empezando a retroceder un poco, se le ve un poco más cauteloso después del Brexit y ante toda la incertidumbre en el aire por la elección presidencial”, marco en el cual postula que la Fed no hará ningún cambio en su reunión del próximo martes y miércoles. 

Una opinión similar tiene Brittany Baumann, economista de TD Securities en Toronto, al señalar que “el impulso continuo del gasto de los hogares es un componente importante de la narrativa de crecimiento de la Reserva Federal y la desaceleración en el tercer trimestre es consistente con el tema de la paciencia. Un alza (de tasas) en septiembre simplemente es demasiado pronto”. 

Consistente con esta tesis son las cifras de la industria, que también decepcionaron al mercado. Datos de la Fed mostraron que la producción industrial cayó 0,4% el mes pasado, revirtiendo el incremento de 0.5% exhibido julio. 

Por otra parte, el Departamento del Trabajo informó que los precios al productor excluyendo alimentos, energía y servicios comerciales subieron 0,3% en agosto tras permanecer sin cambios en julio.

El denominado índice de precios al productor subyacente avanzó un 1,2 % en los 12 meses hasta agosto, el mayor incremento desde diciembre de 2014. En junio, el IPP subyacente subió 0,8%. 

En tanto, los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron en 1.000, a una cifra desestacionalizada de 260.000, en la semana que terminó el 10 de septiembre.

Pero pese a que todos estos datos contribuyeron a que cedieran las apuestas por un aumento de la tasas de interés de la Fed, una encuesta realizada por Reuters presentó un panorama más favorable a un ajuste de la política del central estadounidense. 

El consenso de más de 100 economistas mostró que la tasa meta de los fondos de la Reserva Federal subirá a un rango de  0,50% - 0,75% en el cuarto trimestre, con una probabilidad media del 70% de un alza en diciembre.

En el sondeo del mes pasado, la probabilidad era del 57,5%.

En caso de que se aplique un alza en diciembre, será justo 12 meses después de que el organismo presidido por Janet Yellen subió las tasas de interés por primera vez en casi una década, una realidad muy lejana a la previsión que hizo a fines de del año pasado, cuando apuntaba a cuatro aumentos para el 2016.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon