Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 16% de mujeres que usan postnatal parcial tiene remuneración sobre el tope imponible

logotipo de Pulso Pulso 05-01-2017 Juan Pablo Palacios

La historia legislativa chilena en materia de protección a la maternidad cumple el próximo 13 de enero cien años y comienza con la dictación de la Ley N°3.186, de 1917, que corresponde a la primera norma destinada a proteger la integridad de los hijos de las madres trabajadoras de fábricas, talleres y establecimientos industriales que empleaban 50 o más mujeres mayores de 18 años.

Durante ese tiempo se han producido múltiples modificaciones legales que fueron perfeccionando las prestaciones disponibles. Dentro de esos perfeccionamientos sobresale la extensión de la licencia del posnatal parental en beneficio del cuidado de los recién nacidos. Se avanzó hacia un período de 12 semanas adicionales en jornada completa o 18 en media jornada, después de los tres primeros meses de posnatal, y se introdujo también la opción de que los hombres pudieran compartir este cuidado durante las seis últimas semanas.

Sin embargo, a cinco años de la vigencia de la extensión del beneficio, los datos oficiales muestran que la inmensa mayoría de las mujeres beneficiarias (98,5%) ha optado por la modalidad de jornada completa al usar esta licencia.

De acuerdo al estudio sobre Protección a la Maternidad en Chile: “Evolución del Postnatal a 5 años”, de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), el permiso postnatal parental en modalidad de jornada parcial ha sido utilizado por 7.401 trabajadoras durante el período comprendido entre noviembre de 2011 y septiembre de 2016, lo cual representa una tasa de uso de la modalidad de jornada parcial de 1,5% del total de subsidios iniciados (492.153).

Se observa que en 2011 la utilización de la modalidad parcial alcanzó un 7,8%, lo cual es por lejos la mayor tasa de utilización registrada. A contar de 2012 se ha observado una disminución sistemática de la proporción de permisos de postnatal parental que son utilizados en modalidad de jornada parcial, tendiendo a representar poco menos de un 1% del total de subsidios iniciados a contar de 2014. Entre enero y septiembre de 2016 los subsidios iniciados por permiso postnatal parcial ascienden a 596 (0,8%).

Las trabajadoras que utilizan la modalidad de jornada parcial prácticamente duplican la remuneración imponible de quienes no lo hacen, así como se observa que mientras más alta es la remuneración imponible, mayor es la tasa de uso del beneficio. Sin embargo, de las trabajadoras que utilizaron el permiso en modalidad de jornada parcial, sólo un 16,2% corresponde a trabajadoras cuya remuneración imponible es igual o superior al tope imponible (36 UF). Mientras en el caso de las trabajadoras que optaron por la modalidad de jornada completa este porcentaje corresponde a un 2,7%. Para quienes optan a la jornada completa el subsidio tiene un tope de 73 UF.

En suma, del total de subsidios iniciados en modalidad de jornada parcial, el 83,8% de las beneficiarias no presentaban una remuneración superior o igual al tope imponible mensual. 

El análisis de la Suseso también muestra que mientras para las beneficiarias menores de 30 años la utilización de la modalidad de jornada parcial no supera el 1,2% de los casos, un 2,3% y un 3,9% de quienes utilizan la jornada parcial tienen entre 36-40 y entre 46-50 años, respectivamente.

CONCLUSIONES

Según el estudio, la baja tasa de uso del permiso postnatal parental en modalidad de jornada parcial puede ser explicada por determinantes económicos, ya que si bien con el uso de esta modalidad podría aumentar el ingreso mensual, dicho aumento puede no ser suficiente para justificar el asistir al lugar de trabajo diariamente, con los costos que ello implica.

Otro elemento que puede explicar el bajo uso de la modalidad de jornada parcial es considerar que 18 semanas de permiso durante media jornada no es equivalente a 12 semanas de permiso mediante jornada completa, razón por la cual podría no resultar atractivo para las trabajadoras utilizar esta modalidad.

Posiblemente otro elemento que puede influir es que al utilizar la modalidad de jornada parcial se dificulta la alimentación de los hijos a través de lactancia materna exclusiva, ya que durante el período del día en que la madre se encuentra en su trabajo podría no tener acceso al menor para amamantarlo. 

Si bien casi el 84% de las madres trabajadoras que utiliza el permiso en modalidad de jornada parcial presentan una remuneración imponible inferior al ingreso máximo imponible, probablemente en este caso el factor económico no es el causante de su uso. En este sentido, se podría explicar el fenómeno por elementos como la familiaridad de las empresas o empleadores para utilizar trabajadores en jornada parcial, la existencia de una sala cuna cercana al domicilio de la trabajadora y/o del lugar de trabajo, las redes de apoyo que tiene disponible la trabajadora, así como su disponibilidad para compatibilizar el tiempo y esfuerzo dedicado en el trabajo con los cuidados que requiere el menor.

El informe también muestra que en los cinco años de vigencia del nuevo postnatal se han traspasado en total 1.157 permisos del permiso al padre, lo que representa un 0,24% del total de subsidios iniciados en esta modalidad.

Respecto de la duración de los permisos traspasados al padre, en promedio fue de 33,8 días.

Al respecto, el estudio concluye que la baja utilización del traspaso del permiso al padre trabajador se podría explicar porque la ley exige que sea la madre quien disponga que se haga efectivo, ya que no es posible la utilización simultánea del beneficio entre padre y madre trabajadores.

 Entre los elementos culturales que pueden afectar su utilización, se observa que la legislación ha promovido beneficios enfocados principalmente en la madre trabajadora, mientras que recién a comienzos de la década de 1990 se otorgó al padre del menor la posibilidad de acceder al permiso parental para el cuidado de sus hijos en caso de enfermedad grave.

Entre otros factores que también podrían explicar el poco uso del traspaso del permiso está la lactancia materna, la cual cobra mayor relevancia desde el nacimiento del niño hasta que cumple 6 meses de vida, ya que este es el período óptimo para alimentarlo exclusivamente con leche materna.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon