Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El cobre y la victoria de Trump

logotipo de Pulso Pulso 14-11-2016

La elección de Trump como el próximo presidente de  Estados Unidos causó estragos en los mercados globales. Inmediatamente las principales bolsas mundiales cayeron. En EEUU, los futuros del S&P 500 se derrumbaron 4,4% cuando se supo el resultado. La volatilidad era esperable. Después de todo, el mercado tenía asumido que el resultado sería otro - una victoria de Clinton. 

Al cerrar el día, cuando el shock inicial pasó, muchas de las bolsas mundiales se estabilizaron. En ciertos casos aumentaron, y varias industrias y mercados también se vieron beneficiados. 

Unos de estos fueron los minerales base, siendo el metal rojo uno de los commodities más beneficiados.  En 24 horas el precio avanzó más de un 6%, a US$2,41 la libra; y US$2,54 la libra, en 48 horas. Esto significa que el precio ha subido más de 25% en las últimas dos semanas, alcanzando valores no vistos desde junio de 2015. Esto es impactante considerando que, durante este año, el precio se ha mantenido dentro de los US$2,00 la libra y US$2,10 la libra. 

Hay dos factores importantes que explican el alza: la expectativa que Trump invertirá mucho más en infraestructura y el comportamiento del dólar.

Durante su campaña, Trump se comprometió a estimular la economía, crear empleos y darle nueva vida a industrias decaídas. Prometió gastar masivamente en infraestructura, transporte, telecomunicaciones, en suministro de agua y electricidad. Todo ello por ende, debería impulsar la demanda de metales como el cobre que es usado intensamente en estas industrias.

Por otra parte, el dólar americano cayó cuando se supo el resultado. El cobre está valorizado en dólares americanos, por lo que una debilidad en el dólar afecta positivamente la demanda, dado que el cobre se vuelve más barato para los compradores que utilizan otras monedas.

Esto es una buena noticia para las mineras que han pasado por tiempos difíciles y han tenido que manejar sus cajas con cautela. Desafortunadamente, en mi opinión, estos precios no se mantendrán en el largo plazo. El mercado volverá a los niveles vistos antes de esta inesperada alza dentro de poco tiempo.

*La autora es socia de KPMG Chile.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon