Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El gran desafío de Uber: ¿podrá conquistar Latinoamérica?

logotipo de Pulso Pulso 13-10-2016 Bloomberg

Uber opera en más de 65 ciudades latinoamericanas y Andrew Macdonald, que supervisa todas las operaciones de la firma en la región y Asia,  planea duplicar esa cifra para fines del próximo año. 

Macdonald comenzó a supervisar la región hace poco más de un año, y el número de viajes se decuplicó en ese período y llegó a 45 millones en agosto. “Sólo teníamos que aumentarlo un poquito más”, dijo, “y entonces, cuando comenzamos a adquirir impulso, la gente empezó a decir, ‘a la mierda, Brasil podría ser uno de los cinco lugares de negocios más grandes para nosotros’”. Hoy, Brasil ocupa el tercer puesto después de Estados Unidos e India. Ciudad de México es la ciudad que más usa Uber en el mundo. São Paulo es la segunda.

La región es especialmente importante para Uber por una decisión estratégica tomada por la empresa en las antípodas. El 1º de agosto, Uber acordó abandonar China tras perder más de US$2.000 millones en dos años de guerra contra su rival Didi Chuxing. Ambas empresas subsidiaron fuertemente los viajes y consumieron mucho dinero. Uber no se fue con las manos vacías. La empresa adquirió una participación del 17,5% en el negocio de Didi a cambio de irse. 

El acuerdo se entendió de manera general como una victoria para Uber, que corría en desventaja en China hacía mucho. Sin embargo, la tregua dejó a Uber con prisa para demostrar que su empresa sigue teniendo ambiciones globales. Esto torna a Latinoamérica, India y el Sudeste Asiático, aún más esencial para su futuro, el feudo de Macdonald.

Uber ve a Latinoamérica como la Tierra Prometida: un lugar donde puede crecer rápido compitiendo contra rivales débiles y con pocos fondos. El resto del mundo luce diferente. India sigue siendo cara y competitiva, en tanto Uber va palo a palo con Ola, financiada por Softbank.

En Europa hay que lidiar con muchas normas. Incluso en Estados Unidos, Uber consumió US$100 millones en el segundo trimestre de este año defendiéndose de su rival Lyft. Pero en América Latina, los principales competidores de Uber en los viajes particulares están menos consolidados y no tienen suficiente dinero ahora mismo para hacerle la vida imposible. La compañía ya realiza cerca del doble de viajes mensuales en Latinoamérica que en India.

Desafíos

Pero para que Uber conquiste la región, tendrá que atravesar diversas regulaciones y culturas en unos cuantos de países. Buenos Aires notificó a la firma varias veces que debe dejar de operar por no estar registrada como servicio de taxi. Uber dijo que como no es un servicio de taxi, la empresa tiene derecho a operar allí. 

En Bogotá, Colombia, los sindicatos de taxistas del país realizaron una campaña vehemente contra Uber. Durante su visita a la región en septiembre, Macdonald manifestó su esperanza de que un acuerdo de paz en el país pudiera fortalecer la posición de Uber en la ciudad. Pocos días más tarde, Colombia votó contra el acuerdo con la guerrilla. 

Lima, Perú, cuenta con una floreciente industria de taxis, lo que le complicó a Uber hacer pie. En septiembre, la empresa lanzó su servicio de viajes compartidos con la esperanza de poder derrotar a la competencia bajando los precios.

¿Cuál es la principal prioridad de Uber actualmente? Crecer. En América Latina, eso implica expandir los viajes compartidos para que más gente pueda costear este sistema. También implica aceptar efectivo.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon