Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ministro favorito del empresariado le dice adiós a La Moneda para unirse al círculo de Ricardo Lagos

logotipo de Pulso Pulso 20-10-2016 C. Valenzuela / M.J. Tapia

Dos años, siete meses y nueve días duró Máximo Pacheco -mejor conocido como “Máximo Voltaje”- en el cargo de ministro de Energía. En ese tiempo, no sólo se posicionó como el titular de la cartera que más ha perdurado en el cargo en toda la región, sino que se convirtió en el ministro económico mejor evaluado del gabinete de la presidenta Bachelet. Aún más, era por lejos el más alabado del mundo empresarial, característica no menor en medio de un entorno donde sólo reinaban las críticas al Gobierno.

Pese a ello decidió dar un paso al lado para abocarse de lleno a la pre campaña del ex presidente Ricardo Lagos; decisión que no fue fácil. Señala que hace casi tres semanas, el ex mandatario le pidió que se reunieran en su fundación Democracia y Desarrollo. En esa oportunidad, le solicitó unirse a su plan político. 

Tras ello, indica el propio Pacheco, vinieron dos semanas de discernimiento que culminaron la semana pasada, cuando el ahora ex titular de Energía le expresó a la presidenta sus deseos de dejar el ministerio, lo que se concretó ayer.

“De acuerdo a lo conversado con usted la semana pasada, vengo en presentarle mi renuncia, a contar de esta fecha, al cargo de Ministro de Energía”, indica la carta de renuncia presentada por Pacheco, y sigue “Quiero, en primer lugar, agradecer la comprensión que me ha expresado por los motivos que explican esta decisión. Estoy consciente que su buena disposición es una demostración más de su liderazgo y claridad con las tareas de avanzar con las transformaciones políticas, sociales, culturales y económicas que hemos estado impulsando juntos durante su Gobierno”. Pacheco prefirió evadir las preguntas orientadas al hecho de sí la presidenta le había ofrecido otra cartera.

El ex titular de Energía tiene algo que no todos los ministros ostentan: relación con el empresariado. Durante su gestión fueron pocos los que se atrevieron a expresar abiertamente su descontento con los cambios normativos o con las referencias despectivas que hacía a los “incumbentes” del sector eléctrico. De esta manera, gran parte de sus políticas -como el cambio a las licitaciones y la nueva normativa de transmisión- fueron aplaudidas, aunque afectaran las rentabilidades de las principales empresas.

Sus redes no se limitaron sólo a los actores “del sector”. Era común observarlo en los eventos de los diferentes gremios saludando con confianza a empresarios del más alto nivel, como algunos miembros de la familia Luksic. Es que su vida empresarial -fue un alto ejecutivo de International Paper- lo hacía tener los conocimientos y el pulso empresarial, más allá de su rol de ministro. Y eso Lagos lo conocía de cerca.

La bisagra de Lagos

Máximo Pacheco fue un hombre clave durante el primer gobierno de Ricardo Lagos. Para altos dirigentes de esa época, fue justamente él quien logró el primer acercamiento entre el mandatario y el mundo empresarial. Muchos recuerdan, cuando el año 2000 el ex ministro sirvió de puente para que, a cuatro días de asumir la presidencia, Lagos llegara a las dependencias del CEP a reunirse con los altos ejecutivos de la época, en lo que se catalogó como “cumbre”. Es que el temor era latente. No eran pocos los que veían en Lagos el retorno de la UP. El mismo Pacheco le relató la escena a revista Qué Pasa a mediados de septiembre: “Chile es un país que tiene muchos fantasmas y uno de esos era cómo iba a gobernar el primer presidente socialista después de Salvador Allende y ese fantasma estaba muy instalado en el mundo empresarial cuando el ex presidente fue elegido. En su momento fue muy importante poder construir una relación basada en lo que se consideró que era un diálogo importante con todos los actores de la sociedad”, señaló.

El trabajo de quien en ese entonces era ejecutivo de la transnacional forestal Carter Holt Harvey, en post de la confianza fue de largo aliento. En 1997, hubo incluso una comida en la casa del ex timonel de Energía, en la que participaron el presidente del CEP de esa época, Eliodoro Matte, y el entonces candidato presidencial. La finalidad del encuentro, fue justamente abordar las mayores complicaciones del mundo empresarial. Lagos dio tranquilidad, y Pacheco aportó la confianza. El ex presidente dejó su gobierno en 2006, entre aplausos por parte justamente de quienes lo habían visto con temor.

Las 24 horas siguientes

Luego del cambio de gabinete realizado en La Moneda, Pacheco se fue a reunión con quien ahora recorrerá ciudades, el ex presidente Lagos, quien lo recibió en uno de los salones VIP del aeropuerto de Santiago; para posteriormente encabezar juntos una rueda de prensa.

En esa ocasión, el ex Ministro reiteró que su rol al interior de la pre campaña será recoger las inquietudes de la ciudadanía en el futuro proceso presidencial que se inicia. Tras el encuentro, que no se extendió más de media ahora, Pacheco se movilizó al Ministerio de Energía para despedirse de sus colaboradores; para posteriormente irse a su casa, a un evento privado con sus asesores más cercanos.

Este lunes, se espera que se reúna con su sucesor, el ex Direcon Andrés Rebolledo, para afinar los últimos puntos del traspaso. “Hay muchas tareas pendientes. En el sector de energía ha habido un retraso muy grande y en estos dos años y medio hemos hecho grandes cosas,  pero hay muchas pendientes. Hay equipos que están trabajando en el Ministerio, equipos sólidos y profesionales, que van a responder las exigencias que tiene el sector”, dijo Pacheco. Y continúa, ahora en referencia a su evaluación al interior de la cartera energética: “Sería arrogante de mi parte decir que hemos hecho todo bien, porque eso no es así, siempre es posible hacer las cosas mejor. Por de pronto me siendo muy orgulloso de los equipos que conformamos y de la dinámica que tuvimos para tratar los temas”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon