Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El mundo y los nuevos liderazgos en Chile

logotipo de Pulso Pulso 29-11-2016

Mucho se ha dicho y discutido acerca de la necesidad de nuevos liderazgos en política para Chile y la verdad es que más allá de la necesidad, es algo que viene por simple recambio generacional. A pesar de ello, parece que señores por sobre los 70 años se niegan a dar un paso al lado, incluso cuando ni las encuestas los están impulsando. Este es el claro caso de Ricardo Lagos, quien insiste en que Chile lo necesita y que él es la persona adecuada, aunque no exista un porcentaje de chilenos que piense como él, según muestran las encuestas. Luego, para competirle emerge José Miguel Insulza; en una salida polémica respecto del cargo de responsabilidad que tenía para defender los intereses de Chile ante La Haya, para lo cual había sido visto, por la ciudadanía, como una carta muy adecuada, pero la oportunidad de poder y las ansias por conseguirlo pueden más y él deja todo para polemizar con Lagos y competirle en su momento de debilidad.

Sabemos que Sebastián Piñera tampoco es un liderazgo nuevo, pero cuenta con la mayor aprobación en las encuestas; también está la figura de Alejandro Guillier, llena de interrogantes y que nos lleva a preguntarnos: ¿logrará el apoyo de una coalición? Porque para estas lides se necesita del apoyo popular y también de la propia coalición política.

Pero no todo son las próximas elecciones, también podemos mirar por sobre esa frontera cuando se trata de pensar en el futuro del país. Entonces, vamos viendo quienes se atisban más allá de estas grandes figuras, que tienen el mayor nivel de conocimiento o el mayor apoyo ciudadano; y también observemos lo que ocurre en el mundo y cuál es la tendencia que nos van marcando los países que suelen ir un paso más adelante que nosotros. La verdad esto da para pensar, ya que la tendencia nos muestra que el mundo está dando un giro y el giro es hacia la derecha -más que a la centroderecha-, ya sea personalizado en líderes llamados populistas o no. Este es el claro caso de Donald Trump, con toda la polémica que se ha suscitado alrededor de su figura y la incertidumbre que aún rodea su futura gestión.

Sucede que detrás de casos como el de Estados Unidos, en el cual inciden factores complejos, hay una fuerza nacionalista que hoy trae al mundo de vuelta de lo que fue la globalización. Lo mismo observamos con Brexit y está teniendo éxito en los discursos de los candidatos franceses.

Por ello, cuando nos volvemos a situar en Chile, observamos a candidatos como José Antonio Kast, Manuel José Ossandón u otros…, quienes con sus características propias deberán ser capaces de leer entrelíneas lo que las personas esperan, en un ambiente donde la voluntad de la gente tiende a dar sorpresas. Se habrán preguntado ¿cuánto nacionalismo se alberga en el alma de cada chileno? Y otras tantas preguntas complejas. No sabemos, lo que sí sabemos es que Chile necesita líderes mirando hacia el futuro y ya basta de espejos retrovisores.

*La autora es profesora y máster en Historia.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon