Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El "NO" se imponía en Italia dejando en difícil situación a Renzi

logotipo de Pulso Pulso 05-12-2016 Agencias

El primer ministro de Italia Matteo Renzi advirtió que renunciaría si su propuesta de cambio constitucional era rechazada.

Y al parecer tendrá una dura decisión que tomar porque según los sondeos de urna de ayer, al cierre de nuestra edición, el "NO" iría triunfando. Según la RAI (Radiotelevisión Italiana) el "SÍ" obtendría un mínimo entre 42 % y 46%, mientras que el No vencería con niveles entre 54 % y 58 % de los votos. El grupo privado Mediaset también anticipaba una victoria del No con un mínimo de 55 % y un máximo de 59 %. La corredoras de apuesta también pronosticaban esta opción como ganadora.

Los mercados financieros y algunos políticos europeos temían que este escenario aumentara la inestabilidad política y las turbulencias en una golpeada banca italiana, colocando a la zona euro en una nueva crisis. Todos los partidos de la oposición estaban contra la reforma impulsada por el impulsivo Renzi que lleva 2 años y medio en el cargo y cuya renuncia asusta a los inversionistas que observan que el Movimiento 5 Estrellas contrario al euro, se acerca al poder.

Cerca de 51 millones de italianos estaban habilitados para votar sobre el plan de Renzi y la participación llegó al 57,24% según la última información del Ministerio del Interior.

La consulta era bastante amplia y buscaba reducir las atribuciones del Senado y el número de sus integrantes, y contrapesar el fuerte regionalismo. Por ejemplo, si la reforma era aprobada las regiones dejarían de supervisar la energía, las infraestructuras estratégicas y la protección civil pasando esta responsabilidad al Gobierno central.

Según un informe de la OCDE de 2013 Italia era un país bastante descentralizado, donde los gobiernos regionales representaban tres cuartas partes de las contrataciones públicas, lo que duplica a Reino Unido y se distancia del resto de los países europeos. "En algunas áreas políticas la descentralización a las regiones no tiene mucho sentido", señalaba el documento.

© PULSO

Los críticos a la reforma acusaban que Renzi buscaba limitar los poderes del Legislativo en pro del Ejecutivo, no obstante cabe recordar que el sistema parlamentario de Italia figura como uno de los más caros de Europa ya que no sólo cuenta con el número más grande de senadores sino que también son los que perciben mayores salarios.

Entre las dos cámaras, Italia cuenta con 952 parlamentarios, la tercera cifra más alta del mundo detrás de China y Reino Unido, y uno de los únicos cuatro países con más de 900 diputados.

De acuerdo a la Autoridad Independiente de Estándares Parlamentarios británica el salario bruto de un diputado italiano es el segundo más alto de las grandes economías desarrolladas por detrás de EEUU, y duplica el de los diputados británicos.

Si se aprobara la reforma del primer ministro la Cámara Baja pasaría a ser el principal órgano legislativo y el Senado pasaría a ser una Cámara de Regiones y Municipalidades sin capacidad de veto y con autoridad legislativa específica y limitada. Y el número de senadores se reduciría de 315 a 100.

"Renzi tendría que dimitir" señaló el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, ante los primeros resultados. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon