Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Elección de la ANEF interviene en reajuste: disidencia crea frente paralelo de negociación

logotipo de Pulso Pulso 21-09-2016 Juan Pablo Palacios

El mundo sindical ligado al sector público está viviendo su propia guerra civil. Ayer un grupo de trabajadores liderado por las directoras nacionales de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Jimena Aguirre y Orietta Fuenzalida, que representan a la disidencia del actual timonel Raúl de la Puente, realizaron una manifestación en el frontis del Ministerio de Hacienda, donde cuestionaron que la Mesa del Sector Público (MSP) -que integra la ANEF y que coordina la Central Unitaria de Trabajadores (CUT)- tenga legitimidad para negociar a nombre de los trabajadores el reajuste de salarios del sector. 

También anunciaron la creación de un frente paralelo de negociación. “Nosotros no queremos que la actual conducción de la CUT siga liderando al sector público. Hoy día los dirigentes de la CUT han sido elegidos fraudulentamente, está denunciado en todos los medios de comunicación”, señaló Jimena Aguirre.

“No estamos representados, somos dirigentes autónomos y denunciamos que, cuando se levantó el pliego de peticiones que había sido elaborado a puertas cerradas, los trabajadores del Estado en general no conocimos ese pliego”, acusó la dirigenta, quien añadió que “serán dirigentes del sector público los que nos tengan que representar, serán dirigentes de a honorarios, serán dirigentes de los trabajadores subcontratados”.

El movimiento que está integrado por agrupaciones de trabajadores a honorarios y subcontratados en reparticiones del Estado surgió a fines de agosto, en paralelo a la presentación del pliego de reajuste salarial que entregó la MSP al Gobierno. 

En esa ocasión, los dirigentes descolgados de la ANEF entregaron una carta en La Moneda, acusando que la demanda de reajuste de 7,5% que pidió la mesa “se hizo a puertas cerradas”. Si bien ellos no han oficializado su petitorio, si pidieron ser incluidos en la instancia de negociación con los ministerios de Hacienda y del Trabajo, solicitud que fue rechazada por el Ejecutivo.

Ante ello, la disidencia de la ANEF llamó a los empleados públicos a sumarse al llamado a paro nacional que levantó el movimiento NO + AFP para el próximo 4 de noviembre.

En tanto, la mesa de la ANEF que lidera De la Puente calificó como una maniobra electoral de cara a los próximos comicios de la asociación fijados para noviembre, la protesta que realizaron ayer las dirigentas. “Sin duda ellas se están candidateando, saliéndose de los marcos formales de la agrupación”, dijo un dirigente de la ANEF.

Por su parte, la presidenta de la CUT Bárbara Figueroa rechazó las acusaciones de falta de legimitidad que levantaron Aguirre y Fuenzalida. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon