Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Elección directa de intendentes: el proyecto que incomoda a Piñera, Lagos y empresarios

logotipo de Pulso Pulso 29-09-2016 J. Sánchez y J. Arellano

Con tres votos a favor y dos abstenciones en la comisión de Gobierno, La Moneda lograba ayer  dar un paso importante a la aprobación del proyecto de elección directa de intendentes. 

Sin embargo, el principal escollo comenzará la próxima semana en la sala del Senado, donde los cálculos del Ejecutivo aún no pueden confirmar los 23 votos que necesitan para su aprobación, que de no ocurrir sepultaría la posibilidad de tener intendentes electos el 2017.

Pese a que en un principio se pensó que el acuerdo en torno al 40% como umbral para la elección de la nueva autoridad regional sería suficiente para sacar adelante la reforma constitucional, el proyecto ha  debido enfrentar en los últimos meses una oposición tanto desde Chile Vamos como desde la propia Nueva Mayoría, que hoy tiene en suspenso el cumplimiento de una de las promesas de campaña de Michelle Bachelet.

Y es que aunque en principio la idea de la descentralización y la elección de intendentes generaba apoyos transversales, desde ambos sectores reconocen que la iniciativa tal como está no contaría con el respaldo de dos figuras claves: los presidenciables Sebastián Piñera y Ricardo Lagos quienes de llegar a La Moneda, tendrán que hacerse cargo de la implementación de la iniciativa.

Fuentes oficialistas aseguraron, precisamente, que uno de los problemas para llegar a un acuerdo con Chile Vamos ha sido el giro de algunos de sus parlamentarios, luego que el ex Presidente Piñera comenzara a manifestar reparos con la iniciativa. En su entorno, reconocen, que en los cálculos de la oposición no se ve un buen pronóstico respecto al escenario que enfrentaría el 2018 un eventual gobierno de Piñera. Según las cuentas del sector la NM contaría con al menos siete intendentes si se concretara la elección.  “Lo que no puede pasar es que los intendentes electos o gobernadores tengan  la responsabilidad pero no tengan los recursos”, señaló ayer el ex mandatario en un seminario en el Hotel Ritz, en Santiago, en lo que es una nueva arremetida respecto al proyecto del Gobierno. En la ocasión enfatizó además que el intendente no puede ser simplemente “un buzón para llevar las demandas de la gente al Gobierno”.

Pero el Ejecutivo también se ha encontrado con la mirada crítica que ha instalado en el sector oficialista el ex Presidente Lagos. El ex mandatario ha reconocido públicamente que le habría gustado una discusión en primer lugar, en torno a la distribución regional de Chile y la creación de macro  zonas.

El ex jefe de Estado ha llamado a un debate “serio” y no se ha mostrado convencido con el diseño del proyecto y no es una coincidencia, reconocen en el oficialismo, que los senadores de su partido y cercanos a él, como Felipe Harboe, Eugenio Tuma, Ricardo Lagos Weber y el PS Carlos Montes se opongan a la propuesta del Gobierno.  

Al igual que Piñera, el ex mandatario Ricardo Lagos volvió abordar ayer la iniciativa y su preocupación por las competencias que tendrá la nueva autoridad. “Que quede claro si hay descentralización hay que elegir a los intendentes, segundo, para elegir a los intendentes hay que tener claridad respecto de cuáles son sus atribuciones, sus facultades, cuáles son las transferencias de recursos, cuáles son las entidades de carácter central como la Corfo y otras que van a estar divididos en regiones y tomando decisiones en nivel regional, ese es el tipo de problemas que tiene que definir el Parlamento ese es mi posición sobre el tema”, dijo.

El tema ha ganado relevancia en la Nueva Mayoría, cuando en la otra vereda del debate se encuentra otra de las cartas presidenciales del sector, el senador independiente Alejandro Guillier.

Una explicación del rechazo que generaría el proyecto entre los ex mandatarios la entregó el presidente de la Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización y Desarrollo Regional, Esteban Valenzuela, quien aseguró que “ambos son tipos muy egocéntricos, muy vanidosos, muy centralistas, y quieren manejar el país como el siglo XIX, no aceptan este paso básico de modernidad” y aseguró que “cuando uno observa, la UDI y Espina y los parlamentarios cercanos a Piñera son los que están boicoteando en el Senado y lo mismo en el caso de Lagos. Lagos logró romper la historia, la DC y el PS están cumpliendo y el PPD que dice ser el campeón de la descentralización, salvo Girardi y Quintana es el partido que está bloqueando”.

La incertidumbre en torno al proyecto también se ha instalado en el mundo empresarial, quienes reconocen preocupación por la figura de la nueva autoridad regional, incertidumbre que dicen podría tener consecuencias en la gestión de proyectos y la inversión de las regiones.

“Si bien estamos muy de acuerdo con impulsar la descentralización del país, la manera como está planteada en  el proyecto de ley la elección de intendentes  y las facultades que tendrá cada autoridad regional, deja importantes dudas que causarán incertidumbre en las propias regiones y se puede afectar las inversiones, con lo que se lograría justamente el efecto contrario al que se busca”, explicó el presidente de la CPC, Alberto Salas.

En la misma línea, el  presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, explicó que han seguido con detención “el proyecto de ley sobre traspaso de competencias desde el nivel central al nivel regional y tenemos algunas preocupaciones, sobre todo en los planes regionales de ordenamiento territorial”. Villarino agrega que El procedimiento para determinar dichos planes no resguarda adecuadamente el equilibrio que debe haber entre las visiones regional y nacional, en particular cuando el ordenamiento territorial afecta actividades productivas que tienen un alcance suprarregional”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon