Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Empresarios exigen al Gobierno actualizar ley de inmigración y elevar controles

logotipo de Pulso Pulso 01-12-2016 Leonardo Cárdenas

Las declaraciones del ex Presidente Sebastián Piñera sobre la inmigración en Chile, siguen causando eco entre líderes empresariales. Ayer en el marco de una nueva cumbre de Enade, donde se reúne lo más selecto del empresariado, justamente el tema fue abordado en las pausas entre las presentaciones fue la inmigración. Y la opinión es una sola: el Gobierno debe actualizar sus leyes sobre la materia.

Para el ex presidente de Falabella, Juan Cúneo, “como todas las cosas hay que controlar para que entren los mejores. Eso es normal. Pero de ahí a que sea promiscuo es malo. No sé si estamos con un problema de promiscuidad en el ingreso. Pero pueden haber muchos inmigrantes buenos para el país, ¿por qué no?”.

Más aún. A su juicio, “lo ideal es seguir el camino de países desarrollados que han escogido a los migrantes, pero el problema es que las personas de países desarrollados no se quieren venir a vivir a Sudamérica”.

Más enfático se mostró Felipe del Río, presidente de Grupo Dercorp, quien afirmó que el Gobierno debe avanzar en un nuevo marco legal para los extranjeros que ingresan al país. “Estoy totalmente a favor de que haya una buena ley de inmigrantes, que favorezca la llegada de profesionales, y buenos trabajadores”, afirmó el empresario.

De igual forma, insistió en que debe existir una actualización de la normativa, pues la actual ya cuenta con más de 40 años.

Sin embargo, a su juicio no debe frenarse la inmigración, pues “llega gente trabajadora y con ganas”.

“No pueden llegar como turistas, y después se quedan trabajando. Debería haber una ley como corresponde de inmigración y darles posibilidades de trabajo a la gente, y sobre todo en zonas en las que hace falta profesionales”, agregó del Río.

El directivo de Dercorp recordó que hace cinco años estuvo en Singapur. En el país asiático pudo comprobar que el Estado de ese país paga a los mejores estudiantes extranjeros para que asistan a sus universidades. Ese modelo debería ser replicado por Chile, concluyó del Río.

De igual forma, el presidente de Forus, Alfonso Swett Saavedra, coincide en que falta una mayor política pública sobre la materia.

“Este es un tema que se nos vino muy de repente. Es muy reciente, y Chile no está preparado en las normas y en la discusión que debe existir”, sostuvo el directivo del retailer.

Y añadió: “La inmigración es necesaria, y la respuesta del Papa fue que seamos más caritativos con el tema, porque al final de cuentas todos hemos sido inmigrantes, pero es bueno que el tema esté en discusión y se fije una política de control de la inmigración”, concluyó.

“La política no debe ser xenófoba”, recalcó el directivo.

Para el presidente de Ultramar, Richard Von Appen, las personas que ingresen a Chile deben estar sujetas a un registro, pero rechazó establecer más restricciones a la inmigración.

“Hay que adaptar la política de migración, porque lo que ha estado ocurriendo durante los últimos años no estamos acostumbrados, pero no deben imponerse restricciones”, remató Von Appen.

El ex gerente general de Falabella, Juan Benavides, destacó que la diversidad de las culturas enriquece a las sociedades y a las empresas. “Eso lo único que trae son beneficios (...) La ley actual en Chile es tremendamente abierta y permite que cualquier persona consiga trabajo y pueda quedarse. Me han comentado que incluso hay hasta una especie de fábrica para este tipo de cosas. Eso no puede ser”, sostuvo el hoy presidente de AFP Habitat.

Segismundo Schulin-Zeuthen, presidente de la Asociación de Bancos, admitió que la inmigración aún no es un tema que resulte preocupante. Sin embargo, dijo que se debe estar atento a lo que sucede en Estados Unidos tras la elección presidencial en la que resultó vencedor Donald Trump. ¿La razón? “Si Estados Unidos cierra las puertas a los inmigrantes podemos tener un aumento importante en Chile de migrantes. Hoy tenemos una ley de 40 años y siempre hay que estar ajustándola”, sostuvo el dirigente gremial.

Sin embargo, dijo sentirse preocupado por el contexto sanitario que genera la inmigración. “Hablaba con un senador de Antofagasta y me decía que dos tercios de los nacimientos son de mujeres migrantes. Por otro lado, hay problemas de enfermedades que estaban erradicadas en Chile y que están volviendo, como tuberculosis y sida”, afirmó.

A su juicio, las autoridades de inmigración chilenas deben efectuar chequeos más detallados y adicionales a la hora de permitir el ingreso de extranjeros. 

“Siempre la inmigración en buena. Pero hay que tomar resguardos. No se puede prohibir. En definitiva, la idea es que no entren personas que tienen malos antecedentes o gente que tiene problemas de salud”, concluyó el ex presidente de BancoEstado.

“La inmigración siempre es positiva en la medida que sea bien organizada. Complementa la fuerza laboral del país”, sostuvo el presidente de Viña Errázuriz, Eduardo Chadwick.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon