Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Entrada de extranjeros a Chile aumenta 330% entre 2004 y 2014

logotipo de Pulso Pulso 19-09-2016 Leonardo Ruiz

Los flujos migratorios aumentaron drásticamente en los países OCDE por segundo año consecutivo, según el último Panorama de Migración Internacional de la OCDE, que destacó que 4,8 millones de personas se movieron permanentemente a países de la organización el año pasado, ligeramente por sobre el peak de 2007 y 10% más que en 2014.

La OCDE señaló que tanto la reunificación de familias como el libre tránsito al interior de la Unión Europea representó cada uno 30% del total de movimientos en el grupo.

En el caso de Chile, donde los extranjeros representan cerca de 2,3% de la población total y donde los principales países de inmigrantes sobre Perú (32% en 2014), Argentina (16%), Bolivia (9%) y Colombia (6%), estos se ubican principalmente en la ciudad de Santiago y Arica.

El estudio indicó que los permisos de residencia permanente subieron 39% hasta 39.000 en 2014, el último año con datos disponibles. En esta línea, comparando con 2005, se redujeron los permisos para ciudadanos de Perú y Argentina y aumentaron los para ciudadanos de Bolivia, Colombia y España. Y países como República Dominicana o Haití, que eran insignificantes hace 10 años, hoy representan 3% y 2% respectivamente.

Asimismo, destaca que las nuevas visas emitidas se triplicaron entre 2005 y 2014, desde 41.100 hasta 137.400, mientras que la mitad de las visas de trabajo a extranjeros se apoyaron en contratos de empleo en el año 2014. También es notable que el mayor grupo receptor de visas fue Perú, con 44% de contratos de empleo en 2014, seguido por Colombia y Haití, con 32% y 4% de los flujos de extranjeros respectivamente.

© PULSO

En total entre 2004 y 2014 el número de entrada de ciudadanos extranjeros a nuestro país aumentó 330%, pasando desde 32.000 a 138.000 personas.

El impacto de la inmigración

La OCDE destacó que la evidencia empírica muestra que el impacto de la migración en el país huésped está enfocado normalmente a nivel nacional, aunque el impacto ha menudo se siente a nivel local, por lo que es difícil generalizar en mercado laboral, educación, salud o viviendas, ya que el impacto local de la migración normalmente depende de características específicas socioeconómicas de los que están en tránsito. La organización pone como ejemplo que los inmigrantes consumen menos servicios de salud, pero que utilizan más el transporte público.

Entre los principales hallazgos del estudio está que la migración está al alza y que ha vuelto a sus niveles anteriores a la crisis; que los flujos permanentes a países OCDE llegó a un total de 4,3 millones de entradas en 2014, un alza de 4% en comparación con 2013 y según datos preliminares podría llegar a una subida de 10% en 2015.

Además, destacó que el año pasado los países OCDE registraron 1,65 millones de solicitudes de asilo, el doble que los niveles vistos en 2014 y 1992.

Por último, la OCDE llamó a que las políticas migratorias respondan mejor a shocks ambientales y geopolíticos, señalando que existe un rango limitado de instrumentos internacionales para lidiar con impactos relacionados con la inmigración. Además, indicó que a pesar de los desafíos prácticos para implementar vías alternativas para los refugiados, el potencial en términos del número de beneficiarios podría ser importante, como quedó demostrado con la crisis de Siria.

Por último, la organización señaló que en los países de la OCDE, 18.200 permisos laborales fueron entregados a ciudadanos sirios durante los últimos cinco años, mientras que 15.300 sirios jóvenes recibieron visas de estudiantes para países OCDE y que más de 72.000 sirios se vieron reunidos con sus familias.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon