Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Escala conflicto entre siderúrgicas y DeAcero: México pide a Chile respetar normas de OMC

logotipo de Pulso Pulso 27-10-2016 Leonardo Cárdenas

Desde México.-El conflicto entre la mexicana DeAcero, CAP y Gerdau Aza cada vez cobra ribetes de mayor relevancia. Ayer el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, acudió a una sesión privada ante la Cámara de Diputados mexicana y debió responder a las inquietudes de un grupo de parlamentarios que ven con preocupación un eventual endurecimiento de las políticas de importación de Chile al acero proveniente del país azteca.

Desde el 22 de abril, y por un plazo de seis meses, está vigente una salvaguardia al alambrón de acero de 10,1% fijada por la Comisión Nacional, encargada de investigar la existencia de distorsiones en el mercado. La institución, que es presidida por el Fiscal Nacional Económico, Felipe Irarrázabal, acusa a DeAcero de comercializar barras de acero para hormigón armado por debajo del costo de producción.

Según consigna el acta, en la sesión Guajardo sostuvo que “siempre para todas las empresas mexicanas se les da un acompañamiento muy cercano de la secretaría de Economía a través de la UPCI para proteger nuestras exportaciones en todos los mercados internacionales”.

La autoridad además destacó que están apoyando a la empresa (DeAcero) y que están trabajando con las autoridades chilenas para que se cumplan estrictamente las reglas de la OMC, ya que “tenemos que obedecer bajo ciertas reglas, sino se convertiría en un galimatías, en termino de que todo mundo estaría haciendo lo que quisiera y se desatarían guerras comerciales que afectan a todos”.

“Posteriormente destaco que apoyando a empresas como DeAcero, tienen ya 44 medidas de impuestos compensatorios sobre importaciones asiáticas, en este sentido, puso como ejemplo que si China decidiera, porque le pusimos un impuesto compensatorio que de repente les pegaría a productores de tequila o berries mexicanos”, consigna el documento.

En la audiencia, la autoridad sostuvo que México no podría elevar los aranceles de importación a la fruta chilena. Esto último debido a que todos los mercados se rigen bajo normas de internacionales. En este caso, la Organización Mundial de Comercio.

“Si bien entiende la situación hay ciertas reglas del comercio internacional que le impiden por sus ‘pistolas’ (a voluntad), no importando quién la hizo, sino quién la pague, pegarle a los exportadores chilenos de frutas. Esto por el bien del comercio internacional y por el bien de todos. Sin embargo, manifestó la garantía de que se está apoyando a la empresa, siguiendo de cercanamente que el país se apegue al derecho comercial internacional y que finalmente podamos mostrar que no hay una diferenciación de precios entre lo que DeAcero vende en el mercado chileno y de lo que vende en México”, concluyó la autoridad.

Arremetida

Esta no es la primera vez que el gobierno mexicano se refiere al conflicto del acero. A mediados de octubre, en la audiencia de la Comisión Antidistorsiones, el Ejecutivo del país del norte -a través de la segunda secretaria de la embajada ese país en Chile, Fabela Legaspi-, entregó su apreciación respecto al conflicto y lanzó duros cuestionamientos a la investigación. Y agregó que las eventuales restricciones al ingreso de acero azteca que podría interponer la instancia vulnerarían las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). 

El ingreso del acero mexicano bajo el costo de producción durante el lapso antes mencionado generó fuertes repercusiones en las empresas, según confirman en el sector. De hecho, CAP Acero y Gerdau sufrieron un 12% de pérdida de participación de mercado.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon