Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ex gerente de inversiones de Aurus relata los pormenores del engaño en fondos Insignia y Global

logotipo de Pulso Pulso 22-10-2016 Pulso

El ex socio y ex gerente de Aurus Capital AGF que desató la polémica por la manipulación de la información de los fondos Insignia y Global, Mauricio Peña, declaró ante la Brigada de Delitos Económicos de la PDI que incurrió en engaño y que traspasó fondos a terceros no ligados con los fondos, según consigno el diario El Mercurio.

El relato de información falsa y manipulación comenzó con el fondo Insignia, dijo Peña, cuando la inversión que realizó en TVIX y opciones en 2010 –en el marco de la crisis en Grecia y España– comenzó a reportarle “pérdidas significativas”. La pérdida del fondo, agregó, alcanzó los US$13 millones a fines de 2013.

Para encubrir ese problema, el ex gerente utilizó una inversión en el Fondo Haighland, que cerró ese año con una valorización de US$13 millones. El monto, explicó, “no era real, pero esa simulación compensaba la pérdida de los instrumentos alternativos mencionados”.

Cuando Haighland comenzó un proceso de liquidación, entre fines de 2013 y principios de 2014, ingresó al fondo Insignia alrededor de US$1 millón, pero Peña reflejó la entrada ficticia de US$13 millones, monto con el que simuló la compra de fondos mutuos internacionales. El fondo, dijo, se mantuvo estable en 2014 a pesar de las compras ficticias.

Más adelante, compró FIP Perú, con una valorización inflada que le entregaba a Compass Group, que estaba encargado de la valorización de los activos, según señaló. Cuando la firma tenía dudas, Peña les enviaba un informe falsificado.

Los problemas en el fondo Global comenzaron en abril de 2016, cuando perdió US$1,5 millones “por decisiones del mercado”, explicó a la PDI. Esta pérdida las compensaba con precios inflados de TVIX y DXGE que informaba a Compass.

En septiembre de ese año, la administradora notó irregularidades en los fondos y Peña tuvo que responder al directorio, momento en que se destapó el escándalo.

Dinero a terceros

Peña también admitió haber hecho traspasos de dinero a personas no relacionadas con los fondos. A la cuenta de su esposa, Catalina Bustos, desvió $218 millones, aunque dijo que después las trasladó a su propia cuenta personal. “Quiero aclarar que ella no sabía la procedencia de estos fondos”, indicó, agregando que él le dijo que eran dividendos de Aurus.

El ex ejecutivo dijo que no utilizó los fondos para comprar bienes inmuebles ni para crear sociedades, sino que para financiar la afición que desarrolló durante ese periodo al juego y al alcohol.

Otros traspasos de dinero se realizaron a la cuenta de su suegra y a Omar Sanzana (a quien destinó $32,5 millones), una persona que Peña aseguró que conoció en el Casino Monticello, para pagar una deuda de juego.

© PULSO

La querella de Aurus

La administradora se querelló este viernes en el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago contra Peña y las demás personas responsables, informa El Mercurio.

La acusación, dicen, coincide con las que investiga el Ministerio Público, es decir, apropiación indebida y falseamiento de información. Esto, agregan, amonta a los delitos de estafa, apropiación indebida y falsificación, y uso malicioso de instrumento privado falso.

Aurus –cuyos fondos Insignia y Global resultaron tener alrededor de US$35 millones menos de lo que Peña reportaba– anunció que colaborará con la investigación de la Justicia.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon