Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Expectativas de inflación a dos años plazo se ubican en 2,79%

logotipo de Pulso Pulso 28-12-2016 Carlos Alonso

El Banco Central (BC) señaló en su reciente Informe de Política Monetaria (IPoM) que la inflación estará “gran parte” de 2017 bajó 3% y que el año cerrará en 2,9%. Sin embargo, las expectativas reflejadas en los instrumentos financieros -forward de inflación-prevén una menor inflación para el cierre del próximo año, situándola en 2,81%, mientras que la perspectiva para 12 meses plazo esperan que el IPC se ubique en 2,79%. Ahora bien, para el plazo de 24 meses y que es el horizonte de proyección del instituto emisor para evaluar si las expectativas de inflación están ancladas o no en la meta de 3% y de esa manera actuar a través de su política monetaria, se ubican en 2,79%, en decir, levemente por debajo del óptimo del ente rector. Es más, si se analiza la evolución de estas expectativas implícitas en los activos financieros, desde julio que se ubican bajo 3%. 

Todo este escenario incrementa la posibilidad de que el Banco Central recorte la Tasa de Política Monetaria (TPM) en la reunión del próximo 19 de enero. 

Felipe Alarcón, economista de Euroamerica, indicó que “sistemáticamente los precios se han ido ajustando a la baja, y si no se actúa prontamente con un recorte en la tasa de interés se corre el riesgo de que las expectativas se sigan ajustando”. 

Para Alarcón, el escenario más probable es un recorte de 25 puntos base en enero y otro de la misma magnitud en marzo, aunque no descartó, como escenario alternativo, un recorte de 50 puntos base en enero. 

Si bien hasta ahora las expectativas del mercado tienen internalizada dos recortes para la tasa de interés, el experto subrayó que puede haber un tercer recorte que estará supeditado a la evolución del tipo de cambio, y a las próximas decisiones de la Reserva Federal (Fed) sobre su política monetaria. 

De acuerdo al Banco Central, la menor perspectiva que tiene para la inflación se sustenta en “la importante reducción del IPCSAE explicada por distintos elementos: por un lado, la trayectoria del tipo de cambio seguirá contribuyendo a la reducción de la inflación de bienes importados. Además “se espera que los precios de los servicios se sigan desacelerando gradualmente, ayudados en parte porque la menor inflación con que terminará 2016 afectará los precios indexados durante la primera parte de 2017. Todo esto en un contexto de presiones inflacionarias de mediano plazo son acotadas”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon