Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Expectativas para la banca

logotipo de Pulso Pulso 08-09-2016

Como resultado directo de los requerimientos de capital del Comité de Basilea, y del foco que está poniendo el Banco Central Europeo (BCE)  en la supervisión de los bancos, estamos viendo que las entidades europeas están simplificando su modelo de negocio bancario.

En la misma senda, la introducción de límites en la ponderación de riesgo por tipos de activos, va a rebajar los márgenes de ganancia, haciendo el negocio hipotecario poco rentable para algunos bancos. Como consecuencia de esto, debería provocar que algunos bancos regionales en Europa puedan alcanzar economías de escala. 

Con todo, la banca continuará reduciendo sus activos más complejos y se moverá hacia balances de menor riesgo, lo que llevaría a alcanzar eficiencia operacional y mejorar la gestión de manejo de capital. Estos hechos implicarían una tendencia a deshacerse de activos prescindibles y externalizar actividades, entre otras cosas.

Las estrategias de las entidades bancarias están siendo diferentes, influenciadas por las tipologías existentes, la capacidad de inversión y los recursos disponibles; se observa que se está moviendo hacia la transformación de los procesos y modelos innovadores de negociación.

Además de lo citado, el retorno por acción de los bancos debería ir creciendo marginalmente. A pesar de ello, es dudoso que esto pueda ser considerado un punto de inflexión para la industria, pero ciertamente podría significar otro paso en el camino de la recuperación.

En Latinoamérica, esperamos que, tras la salida de importantes actores internacionales (como HSBC y Deutsche Bank) producto de la incertidumbre económica y su intención de deshacerse de activos prescindibles, aparezcan los grandes bancos locales. El estado de los mercados varía bastante desde los estables como México, Colombia y Perú, a los de actividad deprimida como Brasil. En Argentina, el radar seguirá puesto en los cambios que sigan aprobándose.

Finalmente, no hay que dejar de lado el crecimiento de la industria de FinTech. Estimamos una proyección de US$30 billones aproximadamente por inversión en este concepto en los próximos 12 meses. Como consecuencia los bancos están enfrentando una disrupción, al arribar estas tecnologías como nuevos actores en el mercado. P 

*El autor es socio de KPMG Chile.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon