Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Expertos aclaran qué pasa con los tratados de doble tributación tras la R. Tributaria

logotipo de Pulso Pulso 09-08-2016 Pierina Bertoni

La Reforma Tributaria trajo consigo una serie de cambios, como por ejemplo tener como tasa máxima adicional un 44,45% de impuestos para aquellos contribuyentes que estén en el tramo más alto del Global Complementario, y que tributen en el sistema semi integrado.

Este último sistema tiene un impuesto de 27% y un crédito de 65%, contrario al 100% de crédito que entregaba con anterioridad el sistema tributario chileno.

El método anterior, era un sistema integrado, y bajo esta misma lógica es que Chile suscribió diversos tratados para evitar la doble tributación.

Dentro de estos tratados, se estipulaba que existían dos instancias mediante los cuales el tratado debía ser sometido a consulta. Una de ellas es si la tasa máxima adicional superaba el 42% o 35% (dependiendo el caso); o si bien el país dejaba de tener un sistema integrado de tributación.

Por esto mismo, con la Reforma Tributaria se encendieron las alarmas de qué pasaría en el caso de Chile que cambio tanto la tasa, como la integración.

En diversos seminarios se ha señalado esta incertidumbre que tienen los expertos, y pocos son los que dicen con seguridad qué fue lo que paso con los tratados de doble tributación.

Carolina Fuensalida, de Fuensalida & Del Valle, sostiene que “como nuestro sistema era 100% integrado, podía llevar a que la tasa consolidada sobrepasara los márgenes permitidos por los tratados. En general la cláusula prohibía pasar un máximo de 42%”.

Al tener Chile un sistema semi integrado “con una tasa marginal máxima de hasta 44,45% hacia que los tratados ya aprobados y vigentes con Chile pudieran ser desahuciados por los respectivos países, por exceder el monto máximo”.

Con todo esto, las opciones que tuvo Chile fueron diversas, y se optó por tener un 35% máximo de impuestos para los países con los cuales Chile tiene tratados de doble tributación.

Rodrigo Benítez, se BDO Tax & Legal, explica que luego de la Reforma, son tres los panoramas existentes en esta materia: “los tratados que ya están en vigencia, que para efectos de la Reforma siempre se les aplica el sistema parcialmente integrado pero con el 100% del crédito”. Esto da un máximo de 35% como tasa final. En definitiva, para este grupo, es como si no se hubiera hecho la Reforma Tributaria y se mantiene el sistema antiguo.

El segundo grupo son aquellos convenios que estén suscritos pero que no han entrado en vigencia “para esos convenios hasta el 2019 los residentes de esos países se les aplica el sistema parcialmente integrado con 100% de crédito”. Sin embargo existe una condición, si para este año los convenios aún no entran en vigencia (como en el caso de Estados Unidos), se empezará a aplicar la Reforma Tributaria tal como a los contribuyentes chilenos, vale decir parcialmente integrado, pero con un 65% de crédito. En tanto para el tercer grupo, aquellos que entren en vigencia de aquí en el futuro, se les aplicará el sistema parcialmente integrado, con 100% crédito”.

Por su parte, Marcelo Muñoz, socio de Salcedo & Cía, añade que estos cambios se realizaron con la simplificación a la Reforma Tributaria, porque con anterioridad, efectivamente quedaba en duda qué pasaba con los cambios en el sistema tributario. También explica que “los convenios lo que hacen es imponer obligaciones a los países. No veo fácil que Chile rompa una tradición de todos los tratados en donde tienen la misma cláusula de integración de los sistema. Creo que más bien en los convenios que vengan se les dará el 100% de crédito a los que se acojan”.

Francisco Saffie de Ferrada Nehme añade que “se decidió que la Reforma Tributaria no afectaría los términos contenidos en los tratados para evitar la doble tributación. Eso explica que la tributación global que afecta a quienes se benefician por la aplicación de los tratados se mantenga en 35%. En otras palabras, nada cambió en esta materia con la reforma tributaria. Vale decir que para el caso de los tratados el sistema tributario del impuesto a la renta sigue siendo 100% integrado en cualquiera de los regímenes (ya sea el atribuido o el semi-integrado)”. De esta manera, señala Saffie, “la reforma tributaria no genera ningún problema en este ámbito.

Desde Hacienda en tanto aclaran que “estas cláusulas especiales siguen siendo aplicables tanto para el régimen semi-integrado como para el régimen de renta atribuida (totalmente integrado). Lo anterior se da porque la Reforma Tributaria estableció que la restitución del 35% del crédito por impuesto de primera categoría que pagó la empresa acogida al régimen semi-integrado no será aplicable a contribuyentes del impuesto adicional residentes en países con los cuales Chile haya suscrito un convenio para evitar la doble tributación que se encuentre vigente (o que se haya suscrito con anterioridad al 1 de enero de 2017, y que, entre en vigencia hasta el 31 de diciembre de 2019)”.

También aclaran que siguen negociando los convenios estableciendo la misma cláusula. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon