Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fallido proyecto de ley de estatuto del temporero establecía titularidad sindical

logotipo de Pulso Pulso 29-11-2016 Juan Pablo Palacios

Fueron varias las diferencias de forma y de fondo que hicieron que se cayera el envío del proyecto que creaba el estatuto del temporero, pero hubo una que resultó ser lapidaria: el establecimiento de la titularidad sindical en el mundo del agro.

En el sector empresarial hubo una sola voz para señalar al Gobierno que la posibilidad de actuación de grupos negociadores debía quedar garantizada en la normativa, pues de lo contrario se iría en contra de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC), que echó abajo la titularidad y dictaminó que sindicatos y grupos de trabajadores podían coexistir.

“Antes de que se hablara de titularidad sindical en la mesa del agro, propusimos para el estatuto que cuando hubiese un sindicato en una empresa, éste negocia, y cuando no hay pueden negociar los temporeros, un grupo negociador. Eso la reforma laboral lo recogió, pero finalmente fue declarado ilegal por el TC. Ante ello, el estatuto agrícola debe adecuarse a esa nueva realidad, pues los fallos deben respetarse”, dice un dirigente del agro.

Otro de los puntos que generó controversia con el proyecto que diseñó la ahora ex titular del Trabajo Ximena Rincón, fue la creación de sindicatos comunales y regionales en el agro.

“Estamos de acuerdo de modificar el Código Laboral, pero de manera bien hecha. Algunos conceptos escapan profundamente de lo que teníamos acordado con los sindicatos (...) cuando me hablan de sindicatos comunales o regionales, que ni siquiera fueron pedidos por los propios sindicatos agrícolas”, reconoció al respecto otro dirigente gremial.

La creación de un estatuto laboral agrícola es una aspiración que tiene hace años el sector empresarial del agro. El gobierno anterior intentó sin éxito avanzar en esa materia. La mesa nacional agrícola, compuesta por privados y trabajadores, envió hace dos semanas una carta al Gobierno pidiendo congelar el despacho al Congreso del texto legislativo que reactivaba la discusión del estatuto agrícola. En la misiva afirmaron que no podían apoyar un proyecto de ley que no respeta los acuerdos y tiene imprecisiones. La Moneda acogió la demanda y congeló la presentación de la iniciativa, hasta la construcción de un nuevo acuerdo.

RECOMPONER CONFIANZAS

La nueva ministra del Trabajo Alejandra Krauss decidió convocar ayer a la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), como una señal para recomponer las confianzas tras el impasse que generó el proyecto del estatuto del temporero.

En el encuentro que se llevó a cabo en dependencias de la cartera de Huérfanos 1273, el presidente de la SNA Patricio Crespo hizo ver a la autoridad la molestia que generó el contenido del fallido proyecto de ley.

“El acuerdo original era terminar en una mesa tripartita. No sé por qué razones, pero se hizo un diálogo unilateral de cada gremio con el ministerio. Ahí cada quien entendió lo que quiso. Cuando todos nos reunimos en la SNA nos dimos cuenta que estábamos en una torre de Babel. Eso generó una controversia que terminó en una carta enviada a la Presidenta, carta que la Presidenta acogió y es por eso que ahora estamos intentando un nuevo esfuerzo para concordar los términos de la propuesta”, dijo Crespo tras la reunión con Krauss.

Crespo agregó que “ahora nos abocamos con la nueva ministra para evitar volver a cometer el mismo error, estableciendo una mesa tripartita para que hablemos el mismo lenguaje y terminemos con la torre de Babel en la que estamos”.

Desde el agro, tanto en la discusión de la Reforma Laboral como el estatuto del temporero, se mostró disconformidad con el método de trabajo de la anterior ministra, Ximena Rincón.

Consultado ayer el timonel de la SNA sobre si ve un cambio de mano con la llegada de Krauus a Trabajo, respondió: “La ministra es una persona muy empática, se ha tomado su pega con mucho interés y responsabilidad. Nos dijo que tiene instrucciones bien perentorias de parte de la Presidenta en el sentido de que esta ley tiene que ser con el mayor consenso posible para que pueda imperar. Ella se ha comprometido a ser muy responsable en eso, teniendo una visión de Estado más que una visión política respecto de esta materia”.

Esta semana la mesa del agro se reunirá internamente para estudiar fórmulas de consenso que plantearán al Gobierno para destrabar el estatuto del temporero.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon