Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Family office de Sebastián Piñera se convierte en el mayor accionista de la bolsa colombiana

logotipo de Pulso Pulso 24-10-2015

© Pulso Tras el protagonismo de Bancard en la década de 2000 en Chile, el family office del ex presidente Sebastián Piñera empieza a marcar la pauta en el resto de la región. A 10 meses de haber puesto fin al fideicomiso que mantenía con LarrainVial, Moneda, BICE y BTG Pactual, la matriz de inversiones de su familia parece haber retomado el apetito por riesgo que la caracterizó durante décadas.

Cuando el 31 de diciembre el family office anunció el término de los mandatos, el directorio de la firma acordó dos directrices específicas que se debían tener en cuenta a la hora de manejar los US$400 millones que en 2009 Piñera encomendó administrar. Por una parte, se debía mantener cierto “criterio” y “prudencia” en la toma de posiciones, evitando con esto negocios que generen “ruido” y manejar participaciones de propiedad que no impliquen alcanzar cupos en los directorios; y por otra - y tras la especialización que alcanzó en inversiones internacionales-, mantener el foco en el exterior.

En este contexto, según datos de la Bolsa de Valores de Colombia, al 16 de octubre Bancard International Investment Inc, filial de Bancard, es el mayor accionista de la plaza bursátil, con un 9,93%, porcentaje que aumentó en cosa de meses desde fines del año pasado.

Una inversión financiera y por tanto no destinada a tomar un rol activo en la compañía, como la describen cercanos a la oficina, que entre el cuarto trimestre de 2014 pasó de tener el 3,94% al actual casi 10% (el tope permitido para un accionista), lo que implica - considerando una capitalización bursátil de la plaza de US$105 millones-, una exposición de Bancard de poco más de US$10 millones.

Detrás de la posición de Bancard está el fondo de pensiones Porvenir, con un 9,58%; Universidad de Medellín, con 6,7%; e Inversiones CFNS con un 4,32%, sólo por citar alguno de los 20 principales accionistas (ver infografía).

Con transacciones en acciones por US$20 mil millones en 2014, la Bolsa de Valores de Colombia representa un tamaño similar a su par chilena, que mueve cerca de US$25 mil millones. Volumen que si bien es semejante, tendría mayor espacio para crecer en el país cafetero considerando su PIB de US$377 mil millones, versus los US$258 mil millones de Chile.

La inversión se produce, además, en pleno proceso de crecimiento del MILA (México, Colombia, Perú y Chile) y de las inversiones que las distintas plazas bursátiles están realizando en la región. En mayo, el Bovespa se convirtió en el mayor accionista de la Bolsa de Santiago al alcanzar el 8,32% tras la compra de cuatro acciones por un monto de $8.600 millones. De hecho, la bolsa brasileña anunció a fines de 2014 que había contratado a dos bancos de inversión para adquirir entre un 10% y un 15% de participación en las principales plazas bursátiles de México, Colombia, Perú, Argentina y Chile.

En 2013, la Bolsa Mexicana de Valores ingresó a la propiedad de la Bolsa de Valores de Lima luego de comprar adquirir casi el 10% de ésta, mismo año en que mediante un aumento de capital por US$4 millones ambas plazas compraron un 20% de la Bolsa de Productos de Chile.

Así, el aumento en la inversión en la bolsa colombiana se produce justo en momentos en que las distintas plazas que conforman el Mercado Integrado Latinoamericano están en pleno proceso de asociación, a lo cual se podría sumar la Bolsa de Comercio de Santiago, la que podría aspirar a ingresar a la propiedad de alguna de sus pares.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon