Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

FARC crean movimiento Voces de la Paz en su avance democrático

logotipo de Pulso Pulso 16-12-2016 Agencias

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dieron ayer su primer paso para conformarse en el futuro como un partido político, tal como reza el acuerdo de Paz con el Gobierno de su país con el que ponen fin a 52 años de un violento conflicto armado. 

Frente a las autoridades electorales y junto a un grupo de ciudadanos, registraron el movimiento denominado “Voces de Paz y la Reconciliación”, del que no forman parte miembros activos de la guerrilla. 

“Este es el primer paso para que a futuro esta organización pueda ser reconocida como partido o movimiento político con personería jurídica, posterior a que se dejen las armas”, dijo un comunicado conjunto del Gobierno y del grupo rebelde.

En tanto, Imelda Daza, cabeza visible de la formación, aseguró que el movimiento busca “asegurar que las FARC gocen de las condiciones requeridas hasta llegar a su Congreso de creación como partido”, según consignó El País, que también precisa que los seis integrantes de la organización vienen de la izquierda colombiana y comparten una misma alma mater, la Universidad Nacional de Colombia. 

La nueva agrupación designó tres voceros para el Senado y tres para la Cámara de Representantes que participarán sin voto en los debates de reforma constitucional y de las leyes para implementar el acuerdo de paz.

Voces de la Paz se configura como la plataforma desde la cual se promoverá la creación del futuro partido político, el cual surgirá del proceso de transición conforme al cual las FARC pasarán de ser  un grupo armado al margen de la ley a una organización política legal.

Comienza a concretarse el pacto. Bajo los términos del pacto de paz firmado en noviembre, las FARC dejarán las armas, romperán sus relaciones con el narcotráfico, se someterán a los tribunales de justicia y repararán a las víctimas antes de que se les permita ocupar escaños en el Congreso y formar un partido con sus 7.000 combatientes.

De hecho, los rebeldes comenzaron la semana pasada a moverse hacia las zonas de concentración establecidas con el Gobierno en el acuerdo de paz, la fase previa a la entrega de las armas, la desmovilización y la conformación de su partido político.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, firmaron el 24 de noviembre un nuevo pacto después de que el original fue rechazado en un plebiscito.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon