Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fed de EEUU sigue dividida sobre cuándo subir las tasas y todavía ve incertidumbres

logotipo de Pulso Pulso 18-08-2016 Leonardo Ruiz

Las minutas de la última reunión de la Reserva Federal de EEUU, de la cita del 26 y 27 de julio, mostraron que las autoridades siguen divididas respecto al momento para llevar a cabo la próxima alza de tasa de interés. Mientras unos pocos preferirían elevarlas lo antes posible, posiblemente en septiembre, una mayoría se inclinó por esperar hasta que exista más evidencia de un repunte convincente del crecimiento económico y de la inflación estadounidense. 

“Algunos miembros anticiparon que las condiciones económicas pronto justificarían tomar otra medida hacia remover la expansión de política monetaria”, aseguró el banco central de Estados Unidos en las minutas divulgadas ayer.

Las minutas mostraron que los miembros del panel de la Fed que fija la política monetaria en general eran optimistas sobre el panorama económico y el mercado laboral del país, pero varias autoridades aseguraron que una desaceleración en el ritmo futuro de las contrataciones sería un tema que podrían atentar contra un alza del costo del crédito en el corto plazo.

Diez funcionarios del banco central son actualmente miembros del Comité Federal de Mercado Abierto -que establece la política monetaria- y otras siete autoridades de bancos regionales de la Fed participaron en la reunión del 26 y 27 de julio, pero no tenían derecho a voto.

Del grupo más amplio de los funcionarios, varios expresaron preocupación de que las bajas tasas de interés pudieran dañar la estabilidad financiera, consignó Reuters.

La consultora británica, Capital Economics, publicó una nota en que anticiparon que la Fed esperará hasta diciembre antes de elevar la tasa a entre 0,5% y 0,75%, subrayando que entre la reunión y la publicación de las minutas el PIB fue peor a lo esperando, aunque la creación de empleo de julio mostró un avance significativo. La última vez que la subieron, hasta entre 0,25% y 0,5%, fue en diciembre de 2015, la primera vez en casi una década.

“Muchos funcionarios” pensaron que era apropiado esperar más datos económicos, frenta a “varios” que querían esperar a que la inflación estuviera más cerca de la meta de 2% y unos “pocos” que manifestaron su preferencia por esperar nuevas cifras que revelen que el crecimiento de la economía se fortaleció.

Tres reuniones más. Los mercados ahora están enfocados en lo que dirá la presidenta de la Fed, Janet Yellen, en su discurso de Jackson Hole, el encuentro anual de banqueros centrales del mundo que se realizará el 26 de agosto. Según analistas, la economista dejará todas las opciones abiertas sobre la mesa, pero asumen que si la inflación central sube en los próximos meses y que el PIB del tercer trimestre muestre una fuerte recuperación desde la primera mitad del año cuando creció en torno a 1%. un alza en diciembre se ve como el resultado más probable, a medida que el impacto deflacionario del alza del dólar en 2014 y 2015 empieza a desvanecerse. La lectura GDPNow de la Fed de Atlanta ahora espera 3,6% entre julio y septiembre.

Sumado a esto, hay tres reuniones más de la Reserva Federal: una el 20 y 21 de septiembre, que incluirá proyecciones económicas y conferencia de prensa de Yellen; otra el 1 y 2 noviembre, sin proyecciones ni declaraciones, y que será días antes de la elección presidencial de EEUU; y finalmente la de diciembre, los días 13 y 14, que contarán con declaraciones y proyecciones nuevamente. 

Tras la publicación de las minutas los bonos del Tesoro de EEUU avanzaron y las acciones también, pero solo ligeramente.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon