Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fed se juega por tres alzas de tasa en 2017. Yellen descarta necesidad de plan fiscal de Trump

logotipo de Pulso Pulso 15-12-2016 Francisca Guerrero

El pronto aterrizaje de Donald Trump en la Casa Blanca se coló en la última reunión del año de la Reserva Federal, donde se determinó dar un voto de confianza a la economía no solo con el aumento de 25 puntos porcentuales de la tasa de interés, sino que además con el incremento de 2 a 3 de sus proyecciones de alza para el próximo año. Sin embargo, no todo es color de rosa entre los miembros del central estadounidense, pues su presidenta, Janet Yellen, no se mostró muy entusiasmada con los planes del presidente electo. 

“Hoy hablamos del impacto de la política fiscal de Trump, pero hay mucha incertidumbre acerca de cómo las cosas cambiarán”, señaló ayer la autoridad monetaria. Fue justamente este asunto, considerando tanto los recortes de impuestos como los estímulos a través de inversión en infraestructura, el que marcó la conferencia de prensa de Yellen en Washington, donde señaló que junto a su predecesor, Ben Bernanke, solicitaron estímulos fiscales para enfrentar los efectos de la crisis financiera, pero al mismo tiempo subrayó que la situación actual es completamente diferente.

“En este momento la política fiscal no es necesaria para ayudarnos a alcanzar el pleno empleo”, indicó Yellen, quien igualmente reconoció que “algunos participantes del Comité, no todos, incorporaron en sus proyecciones suposiciones en torno al cambio” en esta materia, lo que podría explicar lo que calificó como una “leve” modificación en las proyecciones de alza de tasas del próximo año. 

Aunque, aseguró que su intención “no es dar consejos a la nueva administración o al Congreso” sobre política fiscal, sus palabras confrontan parte de las medidas económicas estrellas de Trump, el mismo que durante la campaña cuestionó a la Fed y a la propia Yellen.

Balance positivo

De todas formas, el análisis económico del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC) fue de un tono optimista, tomando distancia de los que vaticinan lo peor para la actividad bajo la presidencia Trump. 

“En vista de las condiciones actuales y esperadas del mercado laboral y la inflación, el comité decidió elevar el objetivo de tasa”, dijo el comunicado que explicó las razones del aumento de la tasa hasta el rango 0,5% - 0,75%. 

El grupo precisó que “los aumentos de empleo han sido sólidos en los últimos meses y la tasa de desempleo ha disminuido. El gasto de los hogares ha estado subiendo moderadamente, pero la inversión fija empresarial se ha mantenido suave. La inflación ha aumentado desde principios de este año, pero sigue estando por debajo del objetivo de más largo plazo del Comité de un 2%”. 

Pero, sin lugar a dudas, lo que más resonó en los mercados fue la proyección de tres alzas de la tasas para el próximo año, en lugar de las dos que se anticipaban en septiembre. En tanto, la proyección a largo plazo pasó de 2,9% a 3%. 

El central, además aumentó en una décima su panorama de crecimiento para el 2017, hasta 2,1%, mientras que vio estables la inflación y el desempleo en torno a 1,9% y 4,5%, respectivamente. 

“Los miembros del FOMC ahora tienen más confianza en un mercado laboral mejorado y una aceleración gradual de la inflación. El mayor valor a largo plazo de la tasa de los fondos federales podría ser en parte porque esperan más estímulo fiscal de la administración Trump, lo que apoyaría un crecimiento más fuerte a corto plazo y un mayor fortalecimiento del mercado laboral”, indicó a PULSO Gus Faucher, economista jefe adjunto de The PNC Financial Services. 

Los mercados no recibieron con agrado la posibilidad de más ajuste monetario en 2017. Cayeron levemente el S&P 500 (-0,69%) y Dow Jones (-0,6%), mientras que en Latinoamérica se vieron descensos en el Bovespa (-1,8%) y el IPSA (-1%), entre otros. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años aumentó hasta 2,5605%, desde el cierre de 2,4723% de la jornada pre via. 

“Con la economía mucho más cercana al pleno empleo y una fuerte probabilidad de un estímulo fiscal en 2017, esperamos que la Fed acelere el ritmo de endurecimiento, con un alza de tasas en el primer semestre del próximo año seguida de tres en el segundo”, señaló Paul Ashworth, economista para EEUU de Capital Economics.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon