Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Felipe Kast y caso Bancard: "Tuvimos la misma postura con Bachelet que con Piñera. En este tema debe existir una sola línea"

logotipo de Pulso Pulso 24-11-2016 Natalia Olivares

El diputado y ahora ex presidente de Evópoli, Felipe Kast, se transformó en el primer precandidato oficializado por un partido de cara a las primarias presidenciales del 2 de julio. Bajo esa lógica, la colectividad ya se encuentra afinando los últimos detalles de su programa de Gobierno -el próximo 20 de diciembre debería estar la versión final- con el que esperan presionar debates en la interna de Chile Vamos. Han declarado ser el partido “liberal” del bloque, y bajo esa lógica es que esperan un buen desempeño en dichos comicios, pese a que las encuestas no están de su lado y que el ex Presidente Sebastián Piñera sigue encabezando las cifras de su sector.

Hoy usted es el único precandidato formal de cara a las primarias con el respaldo de un partido, ¿cómo buscará, de aquí a julio, mejorar sus cifras? Adimark sólo le da un 1% sobre quienes quieren que sea Presidente.

- Chile pide a gritos nueva oferta en política, y hemos visto con muy buenos ojos la recepción que ha tenido nuestra candidatura, de un partido político que se fundó legalmente hace cuatro meses y da un oxígeno de renovación a la centroderecha. Que cuando forcemos a la primaria de Chile Vamos, debatiremos posturas de fondo, habrá posiciones claras desde nuestras ideas y no con complejos.

Según el cronograma que tienen en Evópoli el próximo 20 de diciembre ya deberían tener listo el programa que sustente su candidatura, ¿qué seguridad tiene que enfrentarán programas como dice y las primarias no sólo serán un acarreo de votos de cada partido?

-Con el nuevo sistema de voto voluntario ganan los candidatos que más logren entusiasmar a sus adherentes y estamos convencidos que en ese esquema, de una nueva forma de hacer política, corremos con ventaja respecto a otros competidores de la centroderecha. Por lo mismo, vemos con mucho optimismo lo que pueda ocurrir el 2 de julio, y sentimos que nuestro proyecto político le hace mucho sentido a quienes hoy están desilusionados de la oferta política de la centroderecha. Una visión clara sobre qué ideas defendemos o condenar malas prácticas como lo que ocurrió con las concejalas de la UDI y RN que renunciaron antes de asumir, simplemente compitieron para usar las elecciones de concejales a favor de sus partidos, sin pensar que estaban traicionando la buena fe de los votantes.

¿Cómo se entiende que ex colaboradores del Gobierno de Sebastián Piñera estén trabajando en su programa de Gobierno y no en Avanza Chile? Ignacio Briones dijo que ustedes en Evópoli no son el “palo blanco” del ex mandatario...

-Quizás las personas más conocidas participaron del ex Gobierno del Presidente Piñera -de hecho cinco ex ministros están en Evópoli-pero la gran mayoría de los 20 mil militantes de Evópoli son personas que no trabajaron en ningún Gobierno y lo que hace que este partido tenga mucho futuro es que nace del mundo de las ideas, no nace de la lógica de una gestión determinada. Simplemente no nos sentíamos identificados con la oferta política que tenía la derecha. Consideramos que Sebastián Piñera hizo un muy buen Gobierno, pero en ese entonces no construimos un partido, un proyecto político, que dejara atrás la lógica de la derecha tradicional, y de ahí nace Evópoli. Claramente tuvimos un déficit en el Gobierno anterior, porque no fuimos capaces de articular en esa instancia un proyecto político. Tuvimos una derrota electoral y cultural tremenda, tuvimos muy poco liderazgo en el plano de las ideas para enfrentar la ideología que se nos ponía al frente.

Manuel José Ossandón dijo en PULSO que las primarias no se ganan con programas, sino que con votos, y que quiere debatir, por ejemplo, una postura “anticorrupción” común. ¿Siente que el bloque desaprovechó el caso Bancard para dar una discusión sobre ese tema antes de alinearse casi inmediatamente tras Piñera y su versión?

-En el caso Bancard ocurrieron dos cosas que generaron mucho consenso. Que el ex Presidente Piñera nunca dejó de defender a Chile durante el proceso en La Haya, cosa que compartimos, y lo segundo, se generó un consenso de que se generó un acto imprudente en el manejo de inversiones en esta materia de la cual probablemente Sebastián Piñera no sabía. No me extraña que el senador Ossandón quiera seguir lo que ha hecho en los últimos dos años que es construir su espacio criticando al resto en vez de proponer ideas. Necesitamos otro tipo de primarias, donde más allá de la lógica destructiva me encantaría que tuviésemos ese debate de ideas lo antes posible.

¿Cómo se entiende que Chile Vamos defienda a Piñera pese a una investigación en curso cuando a Michelle Bachelet la criticaron como sector y no le creyeron que no supiera de los negocios de su hijo en Caval?

-Si se revisan las declaraciones que tuvo Evópoli en ese minuto con Caval, va a encontrar la misma postura con Bachelet que con Piñera. En este tema debe existir una sola línea. Y en ningún caso desde Evópoli estamos dispuestos a caer en la política de trincheras y descalificaciones. Ahora, sí creo genuinamente que Sebastián Piñera defendió los intereses de Chile. Asimismo, creo que Michelle Bachelet no tenía idea de los negocios que estaba haciendo su hijo.

Ayer el ex ministro Jaime Mañalich dijo en ViaX que “ojalá el evento de las inversiones Bancard precipitara una decisión del Presidente para antes de marzo”. Siendo él un reconocido “piñerista”, ¿cree que no se sostendrá el plazo autoimpuesto por Piñera para hablar en marzo 2017?

-Cada uno es libre de tomar las decisiones cuando lo estime conveniente, pero creo que es completamente irrelevante. Todos sabemos que Piñera es candidato, más allá que lo diga o no. Lo único que sabremos en marzo es si se baja, porque hoy día Piñera es candidato.

¿Cree que temas como matrimonio homosexual y apertura a tolerar a quienes consideren el aborto finalmente serán recogidos por todo el sector, incluyendo la UDI, de cara a un programa de Gobierno común?, ¿no es pecar de optimista?

-He sido claro que estoy en contra el aborto, pero también he sido claro que como bloque no podemos expulsar a quien tiene una posición distinta. Hay una persona que tiene como principal derecho defender su derecho a vivir, pero eso no es incompatible con que uno pueda construir una coalición con actores que puedan pensar en esa materia de forma distinta. Estoy a favor del matrimonio igualitario, y creo que obviamente no puedo imponerle a alguien conservador de la UDI que piense igual a mí, pero sí puedo exigirle que quienes pensamos de esta manera tengamos la libertad de empujar un proyecto de ley que se mueva en esa dirección.

En Evópoli han insistido en que por ahora no hay programa común de Gobierno, al menos hasta las primarias, ¿qué veremos del trabajo del bloque en estos meses, sólo mínimos comunes?

-Vamos a tener una serie de instancias de debate, de conversación. Espero que cada partido político presente su candidato presidencial y ocupemos las primarias no sólo para definir quién nos va a representar, sino que para qué se quiere llegar a La Moneda. Aquí hay muchos que están obsesionados con el poder, y yo estoy más obsesionado con las reformas que nosotros queremos impulsar.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon