Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fernández, Blanco y Eyzaguirre en el "ojo del huracán" por error del padrón y fallida salida

logotipo de Pulso Pulso 19-10-2016 J. Sánchez/N. Olivares

Con el retiro de la ley corta con que el Gobierno intentó enmendar el error en el padrón electoral -decisión que se tomó ayer tras una reunión del comité político encabezado por la Presidenta Michelle Bachelet- , el Ejecutivo agotó la última carta que tenía antes de la elección municipal de este domingo, para intentar aplacar los costos políticos que podía traer la grave equivocación.

NM y el debate por las responsabilidades

Sin embargo, con el tema zanjado y con la imposibilidad de reparar el error, ahora el debate está concentrado en las responsabilidades políticas del caso, donde incluso desde el propio oficialismo ya apuntan a que se produzcan salidas en los próximos días.

“Si fuera ministro, ya no estaría en el gabinete, cuando hay responsabilidades políticas, lo que uno hace es dar un paso al costado y aquí no veo a nadie con ganas de hacerlo o pedirlo”, señaló el ex presidente de la Camamara de Diputados, el DC Aldo Cornejo.

Entre los parlamentarios del oficialismo si bien en los días previos no habían querido abrir un flanco directo en contra de algún ministerio, en las conversaciones internas la molestia con la situación y con la incapacidad de los ministros del comité político para evitar el conflicto era evidente. 

De hecho, antes del retiro de la ley exprés para algunos parlamentarios de la NM el esfuerzo para sacar adelante la iniciativa tenía un tope claro: que no se provocara un conflicto al interior del poder legislativo que terminará haciéndolos ver a ellos como parte del problema.

Ya con la dura posición de Chile Vamos frente a la iniciativa, y la imposibilidad de llegar a un consenso, fueron los propios parlamentarios oficialistas quienes recalcaron la inviabilidad del proyecto.

El blindaje a Blanco y las críticas a Eyzaguirre

Desde que el problema del padrón comenzó a visibilizarse varios apuntaron de inmediato a la ministra de Justicia, Javiera Blanco, cercana a la DC y del Registro Civil. Sin embargo, desde el partido falangista han puesto el foco de sus críticas en la labor del Servel y la cartera a cargo de la comunicación con la entidad, el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres), a cargo de Nicolás Eyzaguirre (PPD).

La idea era una vez más blindar a la titular de Justicia, a pesar de otros problemas que ha debido enfrentar la cartera, como Sename, Gendarmería y la Corporación de Asistencia Judicial. 

En este contexto el senador y ex presidente de la DC, Jorge Pizarro, explicó que “le dijimos a los ministros de equipo político que hay responsabilidades políticas que tendrá que definir el gobierno dónde recaen”, agregando que “nos parece que deben recaer en quienes tenían responsabilidad (...) de llevar adelante este proceso. Todos sabemos que el Servel es autónomo, pero la relación la lleva con uno de los ministerios del área política”, deslizando los cuestionamientos a Eyzaguirre.

En ese partido apuntan a que ha habido una actitud pasiva por parte de la Segpres frente a los problemas que se han producido en el Servel o cuando la entidad informó acerca de las inconsistencias que habían en el padrón. Hace algunos días incluso, la subsecretaria de la Segpres, Patricia Silva, debió salir al paso de las críticas y aseguró que en julio pasado cuando se conocieron los casos “puso a disposición de las partes sus buenos oficios y asesoría técnica digital con el objeto de apoyar el trabajo que ellos debían realizar”, pero que el Servel “decidió seguir adelante de forma autónoma con el proceso”.

No obstante, quienes apuntan a Blanco, creen que las críticas a la labor de Eyzaguirre y el Servel, es sólo una salida para evitar que el foco sea Blanco. Sin embargo el blindaje a la secretaria de Estado no sólo vendría desde su colectividad, sino también desde el propio Ejecutivo, donde es considerada una “bacheletista” al interior del gabinete.

Varios en el conglomerado apuntan a su incapacidad para haber advertido el problema y haber tomado decisiones a tiempo al respecto.

El jefe de gabinete también en el banquillo

Sin embargo la polémica también ha escalado hasta el titular de Interior, Mario Fernández. En su caso las críticas apuntan al fracaso de la búsqueda de una salida política al conflicto, que en su rol de jefe de gabinete, tenía la principal responsabilidad, 

Así, en la NM apuntan a su responsabilidad no sólo en la ley que el Ejecutivo envió al Congreso, sino también en las fallidas negociaciones con la oposición y el retiro de la iniciativa horas después.

Muchos aseguran que un ministro del Interior debe evitarle problemas a la jefa de Estado y no agrandarlos y en ese rol Fernández una vez más a fallado. Ya la semana pasada fue cuestionado por una entrevista a revista Capital donde apuntó que entre Ricardo Lagos y Sebastián Piñera sería la carrera presidencial, lo que generó incluso peticiones de renuncias en su contra, por parte de algunos sectores de la NM, como el PR.

La ofensiva de la oposición

A las críticas internas, los ministros involucrados deberán sumar además, el embate que iniciará la próxima semana la oposición con el fin de determinar responsabilidades políticas.

El próximo martes los diputados de Chile Vamos ingresarán las firmas para conformar una comisión investigadora, iniciativa que esperan cuente con el apoyo de parlamentarios oficialistas molestos con lo sucedido los últimos días. Desde la oposición comentan que esperan concentrar la ofensiva en los titulares de Justicia y Segpres, aunque también apunta a determinar las responsabilidades que pudieran caber en Interior y en la Segegob.

En el conglomerado opositor, además, explicaron que se van a dar plazo hasta el martes para evaluar si llevan adelante una interpelación o incluso una acusación constitucional.

Otras consecuencias

Lo sucedido con el caso del padrón electoral trae nuevamente a colación, el cambio de gabinete del cual se ha rumoreado durante varias semanas. 

Algunos analistas apuestan a que el ajuste ministerial que estaba pensado para aquellos ministros que buscaban participar de las elecciones parlamentarias y presidenciales de 2017, ahora podría ser más amplio e incluso tocar al propio comité político.

Además, lo que ocurra este domingo en la práctica con las elecciones municipales y los posibles conflictos en los locales de votación, sumado a la abstención sería un nuevo golpe para el Ejecutivo que la jefa de Estado no podría dejar pasar sin tomar determinaciones.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon