Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Firma norteamericana adquiere Emelda y duplica su capacidad de generación en Chile

logotipo de Pulso Pulso 05-01-2017 Constanza Valenzuela

Una segunda jugada estratégica concretó la empresa chilena Prime Energía, filial de Glenfarne Asset Company, a su vez parte del estadounidense Glenfarne Group, en su objetivo por posicionarse en el mercado del abastecimiento de energía de respaldo.

En diciembre pasado, la empresas que hoy tiene en operación unos 50MW, adquirió por una cifra no revelada la Empresa Eléctrica de Diego de Almagro S.A. (Emelda), que tiene operativa una planta de dos unidades por un total de 72MW.

Según explicaron desde la empresa, la compra se enmarca en su objetivo de convertirse en un actor relevante en el mercado de la energía de respaldo en Chile, esto considerando las necesidades futuras del sistema eléctrico con la incorporación de las ERNC.

“La incorporación de Emelda al negocio de Prime Energía mejora su posición como uno de los principales proveedores de capacidad de respaldo a demanda de la red eléctrica chilena, un componente esencial de cualquier sistema eléctrico equilibrado”, dijo Rodrigo Cienfuegos, CEO de Prime Energía, tras revelarse la adquisición.

En paralelo a esto, Prime Energía también cerró una línea de crédito garantizado senior con Sumitomo Mitsui Banking Corporation y Natixis, filial del Grupo BPCE, que forma parte del mandato de expansión en hasta $450 millones. 

“Prime Energía está bien posicionada para financiar sus planes de expansión y seguir consolidando su papel como un proveedor líder de energía de respaldo en toda la región de grado de inversión de las Américas”, explicaron.

Esta adquisición se suma a las realizadas en abril de 2015, cuando a través de la adquisición de proyecto brownfield y greenfield se hizo de una cartera de 400 MW, de los cuales 50MW ya estaban en marcha a través de una planta de respaldo. 

Dentro de la cartera de proyectos que el fondo desarrolla actualmente están cuatro centrales de respaldo: Combarbalá de 75MW, que busca emplazarse en la IV Región; El Manzano de 150MW que se ubicará en la misma región, en la comuna de Andacollo; San Javier, de 50 MW, en la Región del Maule; y Pajonales, de 100 MW y que en diciembre pasado obtuvo su Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

Todas, con excepción de Pajonales están en tramitación ambiental y suman inversión por unos US$188 millones.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon