Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

FMI acuerda con Egipto un préstamo de US$12.000 millones a 3 años

logotipo de Pulso Pulso 11-08-2016 EFE

El Gobierno egipcio y el Fondo Monetario Internacional (FMI) alcanzaron un acuerdo preliminar sobre un préstamo de US$12.000 millones en tres años, anunció hoy ese organismo y el Banco Central egipcio.

Una misión del FMI llegó el 30 de julio de visita a El Cairo para negociar con las autoridades un programa financiero de respaldo a Egipto, que sufre una crisis económica desde 2011 debido al desplome del turismo y de las inversiones extranjeras por la inestabilidad.

El acuerdo está pendiente de ser aprobado por la Ejecutiva del FMI, que analizará este punto en las próximas semanas, según el comunicado del organismo emitido al término de la visita.

El Fondo busca apoyar el programa de reforma económica aprobado por el Parlamento egipcio para mejorar el funcionamiento de los mercados de divisas, reducir el déficit presupuestario y la deuda, así como aumentar el crecimiento.

El responsable de la misión del FMI, Chris Jarvis, explicó que el programa prevé que la deuda se reduzca de un 98 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en el periodo 2015-2016 a alrededor del 88 por ciento en 2018-2019.

"El objetivo es aumentar los ingresos y racionalizar el gasto, para reducir el déficit y para permitir que los fondos públicos se destinen a sectores prioritarios como la infraestructura, la sanidad, la educación y la protección social", dijo Jarvis.

En ese sentido, detalló que el programa pretende que el déficit llegue al 5,5% del PIB al final de los tres años que dura el programa.

Para ello, se continuarán con las medidas iniciadas en 2014 para racionalizar los subsidios a la energía, como demostró esta semana el Gobierno con el anuncio del aumento de los precios de la electricidad entre un 25% y un 40% de manera retroactiva desde el pasado 1 de julio.

Al mismo tiempo, según Jarvis, continuará o aumentará el apoyo del Gobierno a los subsidios para la alimentación, además de las transferencias para los más desfavorecidos.

"La política monetaria y de tipo de cambio del Banco Central pretende mejorar el funcionamiento del mercado del cambio extranjero, aumentar las reservas de divisas y disminuir la inflación a niveles de una sola cifra", añadió el representante del FMI.

También agregó que es necesario que Egipto adopte una política de "tipo de cambio flexible", ya que "reforzará la competitividad, apoyará las exportaciones y el turismo, y atraerá inversiones extranjeras", lo que "impulsará el crecimiento y la creación de empleo, y reducirá las necesidades financieras".

Asimismo, se avanzará en la agenda de reformas estructurales para ayudar a aumentar la inversión extranjera y fortalecer el papel del sector privado.

El gobernador del Banco Central egipcio, Tarek Amr, dijo por su parte en una rueda de prensa que "las intensas conversaciones mantenidas durante los últimos meses llevaron al éxito de las negociaciones".

La agencia egipcia de noticias, MENA, precisó que los US$12.000 millones aportados por el FMI son parte de los US$21.000 millones que representan el objetivo de financiación del Gobierno egipcio en los próximos tres años.

El resto procederá de la emisión de bonos del Estado y de la financiación del Banco Mundial y de otras fuentes, como el Banco Africano de Desarrollo.

La inestabilidad en Egipto ha provocado un desplome en las fuentes de ingresos que ha llevado a que las reservas de divisas se sitúen en unos US$17.500 millones, muy por debajo de los 36.000 millones que había en las arcas antes de la revolución de 2011.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon