Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fondo E se encamina a cerrar en noviembre su mes más negativo desde 2009

logotipo de Pulso Pulso 30-11-2016 Cecilia Arroyo

Las elecciones en Estados Unidos y volatilidad de las tasas de interés, impactaron con un duro golpe a los fondos de pensiones en noviembre.

Cálculos preliminares con base en los valores cuota al 27 de noviembre de este año, muestran un retroceso neto de $2.494.615 millones (ó US$3,6 millones) en el total de los ahorros bajo administración durante el mes, anotando la segunda mayor baja mensual en los activos de fondos de pensiones en el año. Sólo enero se evidenció más negativo, con una pérdida de $2.444.737 millones, por lo que se convirtió en el mes más complejo para los multifondos desde 2011, y similar a situaciones vividas en 2009.

No sólo eso. En noviembre los fondos de pensiones borraron 26% de las ganancias que se habían acumulado hasta octubre. A ese mes, el avance del año totalizaba unos $9.258.803 millones, ó US$13,6 millones.

Los resultados reflejan el performance negativo que mostraron particularmente los fondos con mayor inversión en renta fija, desde el intermedio C a los conservadores D y E, durante el mes que termina hoy. De hecho, el fondo E, el más conservador del sistema, anotó una caída de 2,16% durante en noviembre, marcando así su peor retorno mensual desde mayo de 2009. Así el portafolio que invierte no más de 5% en acciones y el resto sólo en instrumentos de renta fija, perdió al rededor de US$2 millones en activos. Le siguió el  fondo intermedio C, que retrocedió US$1,4 millones en el mes.

En noviembre, todos los portafolios con excepción del A, (que avanzó un acotado 0,54%) tuvieron rentabilidades negativas. El que más retrocedió fue el fondo D, al caer 2,20%, seguido por  el C, con una baja de 1,59%, y el B con una pérdida de 0,45%.

El negativo desempeño de los fondos más conservadores, se explica principalmente por el alzas de tasas de interés de los instrumentos de renta fija nacional e internacional, fenómeno que se vio potenciado tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones de EEUU. Aquello, como respuesta a las expectativas de un mayor gasto fiscal y de una inflación más alta en el país norteamericano. Así, mientras subieron las tasas de interés, se desvalorizaron los instrumentos en la cartera de inversiones de estos fondos.

En paralelo, agentes vinculados al sector reconocen algún efecto -aunque todavía menor- de los constantes cambios de portafolio de los afiliados, movidos por recomendaciones externas y que obligan a las administradoras a buscar de manera rápida instrumentos de mercado de fácil acceso, a corto plazo, y no necesariamente mayor retorno.

El movimiento No+AFP ha sido uno de los principales promotores de cambios hacia el fondo E, recomendación que en noviembre no tuvo buenos resultados para quienes siguieron el consejo, a la luz de las rentabilidades exhibidas.

En doce meses

Pese al negativo resultado de noviembre, en doce meses los fondos de pensiones conservadores mejoran su desempeño.

De hecho, en tal período, el portafolio E es el único en registra retornos positivo, al anotar un alza de 1,30%. Esta ganancia contrasta con las pérdidas del resto de los multifondos, que van desde una pérdida de 2,55% en el fondo más riesgoso (A), hasta un retroceso más acotado de 0,12% en el D.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon