Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Frontal debate entre Trump y Clinton marca el primer cara a cara a un mes de las elecciones

logotipo de Pulso Pulso 27-09-2016 Leonardo Ruiz

Finalmente anoche fue el esperado primer debate entre los candidatos a la presidencia de EEUU: Hillary Clinton, demócrata y Donald Trump, republicano, se enfrentaron en un evento considerado el mayor duelo político de ese país.

El debate, moderado por el conductor de NBC, Lester Holt, partió con preguntas sobre economía y estuvo marcado por los ataques entre ambos candidatos.

“Tenemos que pensar en el futuro y en el tipo de país que queremos ser. Tenemos que construir una economía que funcione para todos, no para algunos”, dijo Clinton, siendo la primera en atacar, diciendo que el plan de Trump destruía 3,5 millones de empleos y que el de ella creaba 10 millones.

El republicano respondió que los trabajos de los estadounidenses se estaban yendo. “Se van a México, se van a China, devalúan nuestra moneda y nadie hace nada. Están utilizando nuestro país como una alcancía para reconstruir China”, dijo.

Clinton, vestida de rojo, siguió insistiendo en la diferencia de enfoque con Trump al referirse a cómo traer empresas de vuelta a EEUU, señalando que el libre comercio solo beneficia a algunos pocos y apuntando a su contrincante como parte del porcentaje más beneficiado de la población. En esto, aludió a cómo Trump partió su fortuna con dinero de su padre.

También dieron visiones distintas sobre los impuestos, ya que Clinton prometió revivir el impuesto estatal y Trump llamó a eliminarlo.

Ataque al TPP

Durante el debate Trump atacó a Clinton por llevar 30 años en la política sin hacer “nada” y la culpó porque Bill Clinton, su marido, aprobó el NAFTA, el “peor acuerdo en la historia manufacturera de EEUU”. También acusó que el gobierno de EEUU se disponía a aprobar el Acuerdo Transpacífico (TPP), tratado que incluye a Chile, y la instó a decir si acaso culpaba a la administración de Barack Obama por llevarlo a cabo, ya que ella también se opone a su realización.

Trump también dijo que lel banco de la Reserva Federal estaba tomando decisiones políticas. “La Reserva Federal está siendo muy política. El día que se vaya Obama a jugar golf van a subir las tasas”, señaló.

Consultado por que no ha mostrado su declaración de impuestos, Trump dijo que lo haría más adelante y que no tenía problemas en hacerlo después de ser auditado, ante lo que Clinto sugirió que él podría estar ocultando que no es tan rico como dice o que debe dinero a bancos internacionales.

Trump también dijo que mostraría su declaración después de que “ella muestre los 33.000 correos electrónicos que ha borrado”.

Sobre esto, Clinton dijo que que cometió un error al utilizar su correo privado, señalando que era un error que no volvería a cometer.

Hablando de los gastos de la nación, Trump dijo “somos un país en deuda que necesita carreteras, escuelas y hospitales”, acusando a la administración actual de gasta miles de millones de dólares en las guerras de Medio Oriente.

Sobre el tema racial, Clinton pidió una reforma al sistema judicial estadounidense, señalando que era un grave problema. Por su parte, el republicano se refirió a la crisis de Charlotte y dijo que algo clave era la ley y el orden en EEUU, porque hay barrios en los que población de latinoamericanos y afroamericanos viven en un infierno.

“Nuestra policía tiene temor de hacer algo. Tenemos que proteger nuestros sectores deprimidos”, aseguró, agregando que se necesitan buenas relaciones entre la comunidad y las fuerzas policiales.

Tras una campaña que se ha extendido por más de un año, ambos candidatos están solo a semanas de la elección final, el 8 de noviembre, que definirá quién ocupe el sillón presidencial de la primera economía global.

Clinton, de 68 años, y Trump, de 70, han intercambiado con regularidad duros insultos. El empresario suele llamar a Clinton “Corrupta Hillary” y pidió que fuera a la cárcel por el caso de los correos electrónicos. La ex primera dama afirma que Trump está temperamentalmente incapacitado para la Casa Blanca.

El modelo de encuestas de FiveThirtyEight que arroja una probabilidad de victoria para algún candidato, muestra un liderazgo de Clinton de 54,8% frente a 45,2% de Trump. La diferencia se ha reducido en las últimas semanas, después del escándalo por la neumonía de Hillary Clinton, que la demócrata había ocultado, por lo que el empresario logró repuntar. 

La importancia de los debates en Estados Unidos

En 1960 ocurrió el primer debate político en televisión, entre Richard Nixon y John F. Kennedy, que marcó un hito en este tipo de encuentros. El sudor de Nixon llevó a 16 años sin debates, ya que sepultó la posibilidad de que se hicieran más.

Y es que en el debate de ese año se enfrentó a un joven senador demócrata por Massachusetts, Kennedy, mientras el vicepresidente de Dwight Eisenhower, Nixon, tenía fiebre y además no se había maquillado, lo que lo hizo parecer nervioso y enfermo, frente a un Kennedy seguro de sí mismo.

Según comentaristas, tan buen desempeño tuvo en el debate Kennedy que revirtió el aplastante favoritismo que hasta ese momento tenía Nixon.

De hecho, el fenómeno televisivo fue tan fuerte que, mientras una aplastante mayoría creyó que Kenndy había ganado el debate, Nixon resultó ganador para quienes sólo lo siguieron a través de la radio. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon