Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fuerte caída en la ocupación de hoteles cuatro y cinco estrellas

logotipo de Pulso Pulso 15-09-2016 Carla Cabello

La desaceleración de la economía está impactando fuertemente los indicadores del sector hotelero del país, sobre todo en los recintos de cinco y cuatro estrellas. 

Según reveló un informe de la consultora Colliers International, la ocupación promedio del segundo trimestre a nivel nacional fue 58%, lo que significó una baja de 19,4% con respecto al trimestre anterior.

En la Región Metropolitana, donde la ocupación hotelera alcanzó un 65% entre los meses abril y junio, el efecto del menor dinamismo económico se ha reflejado principalmente en la categoría upscale o cinco entrellas, la cual bajó 9 puntos porcentuales durante el trimestre. “Esta baja afectará directamente el comportamiento del mix tarifario de esta categoría, el cual tenderá a caer para lograr estabilizar la ocupación con nuevos segmentos de huéspedes”, dice Pablo Ramírez, gerente del área HTL de Colliers.

La categoría midscale o cuatro estrellas se ha visto afectada, en cambio, por la sobreoferta de camas. 

Como consecuencia, dice Ramírez, la categoría Economy está siendo muy atractiva por razones presupuestarias en el segmento corporativo, superando a las categorías midscale y upscale.

Panorama similar se observó en ciudades turísticas como Viña del Mar, Valparaíso, La Serena, Coquimbo y Concón. En esta zona, los hoteles cinco estrellas presentaron una baja de 14% en su ocupación pese a que dismuyeron sus tarifas un 11% respecto al primer trimestre con el propósito de mantener los niveles de ocupación. La categoría cuatro estrellas, en tanto, registró una importante caída de 41% en sus niveles de ocupación, al tiempo que disminuyeron en un 26% sus tarifas, por la disminución de huéspedes corporativos, los que representan en promedio el 70% de la ocupación hotelera de esta categoría.

En la zona sur, particularmente en las ciudades de Valdivia, Osorno, Puerto Montt y Chiloé, al igual que las otras zonas de país, los hoteles analizados indicaron que hay una fuerte baja del turismo corporativo, en especial en aquellas ciudades vinculadas a la industria salmonera. La categoría que más bajó su ocupación fue la cuatro estrellas con un -50,1%, mientras que los hoteles cinco estrellas bajaron su ocupación un 28,2%.

Ciudades como Coyhaique y Punta Arenas presentaron las mejores ocupaciones del segundo trimestre. “Es un destino en donde el turismo de naturaleza está en pleno crecimiento”,dice el reporte. “Por tal motivo, las ocupaciones se han mantenido sobre el 60% promedio”, agrega.

Para fines de este año, Ramírez proyecta que una ocupación hotelera de 61%, muy por debajo de lo que se obervaba hace cinco años atrás, cuando en 2011 y 2012 alcanzaba niveles por sobre el 70%.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon