Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Funcionarios del Banco de Japón admiten que podría tomar tiempo alcanzar meta de inflación

logotipo de Pulso Pulso 07-11-2016 Reuters

La mayoría de los miembros del directorio del Banco de Japón creen que podría tomar tiempo elevar las expectativas de inflación en el país, lo que subraya las dudas persistentes sobre la eficacia del nuevo marco de política del organismo para alcanzar su objetivo de precios.

Los nueve miembros del directorio también discreparon sobre si el programa de estímulo del Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) podría ayudar a impulsar las expectativas del público en unos futuros aumentos de precios, mostraron este lunes las minutas de su reunión de septiembre.

Las minutas sugieren que el cambio del marco de política monetaria del BOJ en septiembre hizo poco por reducir las diferencias dentro del directorio y podrían reforzar las dudas de los inversores sobre la capacidad del banco central para dejar atrás años de deflación.

"Algunos miembros dijeron que el comportamiento cauteloso de las empresas en la fijación de precios podría continuar por más tiempo que lo esperado", mostraron las minutas.

© PULSO

"Muchos miembros expresaron la opinión de que podría tomar tiempo para que (las políticas del BOJ) aumenten las expectativas de inflación", según las minutas, que no especificaron cuántos de ellos adoptaron esta perspectiva.

En su reunión del 20 y 21 de septiembre, el BOJ cambió su objetivo de política a las tasas de interés desde la base monetaria -o el ritmo de impresión de dinero-, tras años de compras de activos que no lograron sacar a la economía de su estancamiento.

Bajo un nuevo marco de "control de la curva de rendimiento", el principal mecanismo de flexibilización del BOJ sería profundizar las tasas de interés negativas, acompañado -si es necesario- por un recorte en su objetivo de rendimiento de la deuda soberana a 10 años.

Varios miembros del directorio hicieron eco de la opinión expresada públicamente por el gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, de que el nuevo marco hará que su política sea más flexible al permitir que apunte directamente a las tasas de interés en lugar de tratar de influir indirectamente en ellas mediante la compra de bonos.


Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon