Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

G-20 promete resolver distorsiones de economía global, pero ofrece pocas medidas concretas

logotipo de Pulso Pulso 05-09-2016 Reuters

Los líderes de las principales economías del mundo acordaron hoy en la cumbre del G-20 en China, coordinar políticas macroeconómicas y rechazar el proteccionismo, aunque ofrecieron pocas medidas concretas para afrontar los desafíos a la globalización y el libre comercio.

El encuentro de dos días en la ciudad china de Hangzhou finalizó con un llamado a oponerse al proteccionismo. El presidente chino, Xi Jinping, instó a las mayores economías del mundo a impulsar el crecimiento a través de la innovación, no sólo a través de medidas fiscales y monetarias.

"Queremos revivir los motores de crecimiento del comercio internacional y la inversión", dijo Jinping en una declaración al cierre del evento. "Respaldaremos mecanismos de comercio multilaterales y rechazaremos el proteccionismo para revertir el declive del comercio global", declaró.

Las discusiones en la cumbre se vieron afectadas cuando Corea del Norte realizó pruebas de tres misiles balísticos de mediano alcance, en un hecho que recordó a los asistentes del encuentro los riesgos para la seguridad global.

El G-20 hizo un llamado para la formación de un foro global que tome iniciativas ante el exceso de capacidad en la industria del acero y aliente ajustes, dijo la Casa Blanca en un comunicado, en uno de los asuntos controvertidos que se discutieron en la cumbre.

China produce 1.600 millones de toneladas del acero cada año, la mitad de la fabricación mundial, y ha tenido dificultades para reducir su sobrecapacidad estimada en 300 millones de toneladas, ya que el aumento de los precios ha dado a las compañías chinas un incentivo para elevar la producción a fin de exportar más.

En vista de que la cumbre se desarrolló después del referendo en el que Reino Unido decidió separarse de la Unión Europea y antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, se esperaba que los líderes del G-20 fijaran una línea de defensa en torno al libre comercio y la globalización en contraposición al aislacionismo.

La primera ministra británica, Theresa May, que asistía a su primera cumbre del G-20, dijo que los gobiernos debían "hacer más para garantizar que los trabajadores realmente se beneficien de las oportunidades creadas por el libre comercio"."Esta discusión va al corazón de cómo construir una economía que funcione para todos", aseveró.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, que hizo declaraciones después de la cumbre, también se refirió a la necesidad de fomentar un crecimiento incluyente como una prioridad para la economía mundial.

"Necesitamos incrementar el crecimiento, pero debe ser un crecimiento equilibrado, más sostenible, incluyente y que beneficie a todas las personas", manifestó.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon