Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gana Hillary

logotipo de Pulso Pulso 08-11-2016

Hace unos días, en una clase de magíster de Comunicación Política, dije que Hillary Clinton ganaba esta elección cómodamente, lo que generó sorpresa entre algunos de mis alumnos por una cuestión de sentido común: ¿cómo aventurarse a augurar tan suelto de cuerpo una victoria holgada para la candidata demócrata, cuando incluso hay encuestas que le dan un punto de ventaja a Donald Trump?

En septiembre de 2012, el estadounidense Nate Silver publicó el libro “La señal y el ruido”, en el que habla de la natural y permanente necesidad que tenemos las personas de hacer nuestras vidas sobre la base de predicciones: desde los pronósticos meteorológicos que nos indican cómo salir vestidos hasta otros inimaginables. Para hacer esas predicciones buscamos muchas señales y a veces fallamos porque las confundimos con ruidos que nos engañan.

Lo menciono porque Silver saltó a la fama por predecir los triunfos de Obama en 2008 (cuando pocos daban un peso por él) y en 2012. Lo hizo desde las matemáticas, creando un algoritmo que dio distintos valores de relevancia a los estados en disputa y a las encuestas, según margen de error y momento en que fueron tomadas.

Desde mi punto de vista, ganar holgadamente una elección como la actual es ganarla por unos dos puntos de diferencia. Creo que Hillary logrará eso la noche de este martes porque Trump llegó a su límite de crecimiento. Las encuestas que lo posicionan un punto sobre Clinton fueron tomadas en el momento de mayor debilidad de la candidata, en plena investigación por el caso “correos electrónicos”, y aun así la ventaja de Trump llegó a ser de apenas un punto (quedando incluso dentro del margen de error de la encuesta).

Además, los expertos electorales del Partido Demócrata han mostrado gran habilidad para movilizar a votantes indecisos en las dos presidenciales de Obama, diseñando impecables campañas de microtargeting mediante el uso de big data.

En mi ecuación la clave es el indeciso y la capacidad de movilizar que tengan los equipos. Puedo equivocarme, por supuesto, si hasta Nate Silver falló hace unos meses cuando dijo que Trump no llegaría a ser candidato republicano. Si así fuese, lo sabremos en unas horas más.

*El autor es profesor Periodismo UAI.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon