Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ganadores de pasadas licitaciones eléctricas enfrentan trabas para concretar sus proyectos

logotipo de Pulso Pulso 24-08-2016 Constanza Valenzuela

A una semana de que se viviera la licitación eléctrica más competitiva desde que se tiene registro, algunos actores de la industria y también expertos han puesto señales de alerta sobre la efectividad de las ofertas recibidas.

La mayor duda es si las empresas renovables, que ofrecieron valores por debajo de los US$40 por MWh, lograrán concretar sus proyectos y no tratarán de retrasar o deshacerse del contrato de suministro previo cobro de la boleta de garantía.

Si bien desde el Ejecutivo desestiman estas dudas, hay antecedentes que respaldan las preocupaciones. Según cifras de Systep y al revisar el estatus de los proyectos que obtuvieron contratos en las dos licitaciones anteriores, iniciativas por unos 300 MW aún no han conseguido aprobación ambiental y otros que sí, aún no inician su construcción.

Asimismo, más de una empresa ha optado por traspasar sus compromisos. Uno de ellos fue la empresa con sede en Estados Unidos, SunEdison, que producto de sus problemas financieros optó por traspasar uno de sus contratos obtenido en el proceso de diciembre de 2014, de 3.452 GWh/año a Colbún. Dicho contrato tenía un precio de US$ 85 por MWh.

Entre los proyectos con contrato asignado se encuentra el Parque Solar Olmué, ubicado en la comuna del mismo nombre, con resolución ambiental aprobada pero sin inicio de construcción, y  el Parque Solar Santa Sofía, ubicado en la Comuna de Tiltil, en trámite de evaluación ambiental.

Una transacción similar tuvo lugar entre Solar Pack y Luz del Norte -propiedad de Abengoa-, por el contrato obtenido en el proceso de octubre de 2015, por 110 GWh/año a US$64,8/MWh. 

A esto se suma el icónico proyecto ciclo combinado El Campesino. La iniciativa propiedad de Électricité de France (EDF) y Biobío Genera se adjudicó en 2015 uno 4.000 GWh en el proceso de licitación de 2014, a un precio de US$110 por MWh. Según las características del bloque el inicio del suministro sería el 1 de enero de 2019, por un periodo de 2015.

Sin embargo, la iniciativa fue recién aprobada este mes y proyecta un periodo de construcción de tres años; lo que significa que iniciaría su inyección tres meses después del inicio de su contrato de abastecimiento.  

Frente a esta situación, los expertos considera imperativo que la autoridad siga avanzando en poner barreras para aquellos que busquen especular.

“Es importante que la autoridad esté vigilante a la materialización de todos los proyectos que respaldan las licitaciones. No sería deseable que las licitaciones se trasformen en un mercado especulativo, donde una vez obtenidos los contratos exista riesgo de no poder cumplirlos” advierten desde la consultora Systep.

Y añaden: “Si bien las licitaciones consideran un informe de riesgo, los requisitos actuales podrían ser insuficientes. Ya se han realizado propuestas de evaluar con mayor profundidad la firmeza de las ofertas (capacidad de respaldo eficiente), realizando un proceso previo que permita obtener certificados de “energía ofertable”.

Nueva tendencia. Parte de la preocupación del mundo eléctrico proviene del cambio de tendencia que se ha estado viviendo en los últimos procesos. 

Si antes gran parte de la energía quedaba vacante, hoy eso no es una opción ya que las ofertas superan por creces los requerimientos. Además, ahora los ganadores de las licitaciones -con excepción de Endesa en la última licitación- ya no se adjudican contratos, pues la mayor parte de la torta se lo llevan los renovables, que apuestan por proyectos nuevos de rápida concreción. 

“En efecto, si consideramos los 25.585 GWh/año adjudicados en los últimos tres procesos, cerca de un 70% de dicha energía corresponde a proyectos nuevos de generación, los que debían comenzar a materializarse a partir del año 2016 en adelante, lo que equivale a cerca de 5.000 MW de nueva capacidad instalada”, indican desde Systep. En el desglose, se proyecta que se instalarán unos 2.877 MW de energía eólica, 1.061 MW Solar y 640 MW de GNL y solo 34 proveniente de energía hidroeléctrica.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon