Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gobierno acelera trabajo para presentar proyecto de migraciones el 18 de diciembre

logotipo de Pulso Pulso 07-12-2016 Carlos Alonso

A toda máquina trabaja el Gobierno para presentar el proyecto de ley de migraciones, que viene a reemplazar la actual legislación que data de 1975. Y si bien el borrador está listo desde principios de año, problemas de recursos y diferencias entre el ministerio del Interior y de Relaciones Exteriores detuvieron el avance de la nueva legislación. Eso hasta ahora, porque luego que el tema se tomara la agenda política, al Ejecutivo no le quedó otra que acelerar la discusión interna. 

Por ello, ayer en La Moneda hubo una reunión donde participaron los ministerios del Interior, de la Secretaria General de la Presidencia y la Secretaria General del Gobierno para analizar la viabilidad del proyecto. En dicha instancia se resolvió comenzar a socializar el texto en los distintos ministerios para que entregue sus opiniones sobre el contenido del proyecto y qué cambios implementar. Luego de terminada esa etapa, el cronograma del Ejecutivo, apunta a que realizar un trabajo pre-legislativo durante la semana del 12 de diciembre. Y como primer paso, se tiene contemplada una reunión entre Interior con los jefes de bancada de los partidos de la Nueva Mayoría para tantear terreno. 

Así las cosas, el objetivo del Gobierno es presentar el proyecto el próximo domingo 18 de diciembre, Día del Migrante, y con ello iniciar el debate legislativo. Si bien, al interior del Ejecutivo dicen que se trabaja con ese propósito, existe la posibilidad de que no se llegue a ese plazo, por ello, el mensaje público que han entregado las distintas autoridades de Gobierno es que el proyecto ingresaría antes que termine el año legislativo 2016, es decir, enero de 2017.

Institucionalidad

El principal debate que sigue presente al interior del Gobierno, continúa siendo la implementación del Servicio Nacional de Migraciones, puesto que esta nueva institucionalidad tiene un costo fiscal en régimen de $4 mil millones.  

Al interior del Gobierno reconocen que éste sigue siendo el mayor tope para avanzar con el texto. Esto, porque por un lado hay sectores en el Ejecutivo que mantiene la posición de que es necesario crear el Servicio Nacional de Migrantes, ya que de no ser así, “se elimina el corazón” del proyecto. Mientras que otro sector es partidario de enviar el texto, fortaleciendo con más recursos el actual Departamento de Migraciones y Extranjería y de esa manera darle viabilidad a la iniciativa. Otro de los conflictos al interior del Ejecutivo apunta al rol que jugará Cancillería en el nuevo ordenamiento, puesto que esta cartera no quiere que la nueva legislación esté sólo bajo el ministerio del Interior. 

En este aspecto, la vocera de Gobierno, Paula Narváez, sostuvo que “no hay diferencias sustantivas” y por lo demás añadió que “son legítimas y salvables”. 

Desde la oposición, la diputada, Paulina Núñez (RN), afirmó que si no se crea una nueva institucionalidad surgirán varias interrogantes, entre ellas “si habrá o no recursos para las regiones donde más inmigrantes habitan, cómo se definirán las políticas públicas en materia de vivienda, salud, educación o quién controlará el cumplimiento de deberes y derechos”. Por ello, espera que el proyecto “no sea sólo un maquillaje”. 

Para el próximo miércoles 14 de diciembre la Comisión de Derechos Humanos del Senado realizará una sesión especial en la sala para analizar la situación de los inmigrantes y la política de extranjería en Chile.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon