Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gobierno advierte que solicitud de renuncia a rectora fue de la Presidenta y divide a la NM

logotipo de Pulso Pulso 29-07-2016 Úrsula Schüler

Una compleja jornada enfrentó ayer el Gobierno y los actores del frente educativo tras la solicitud de renuncia del Mineduc a la rectora de la nueva Universidad de Aysén, Roxana Pey.

“Yo no voy a renunciar”, advirtió desde la mañana la académica a través de un comunicado escrito que envió el Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech) mientras sesionaba el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch).

La cita de los rectores tenía como fin analizar el criticado proyecto de Reforma de Educación Superior tras su envío al Congreso. Sin embargo, la solicitud de la renuncia de Pey y su negativa se tomó la jornada, impactando no sólo a las instancias universitarias, sino que también al oficialismo. Así fue como en medio de la cita del Cruch, la académica dio un punto de prensa en el que advirtió que la ley impulsada por el Gobierno, que creó las dos nuevas universidades estatales, de Aysén y de O’Higgins, “resguarda su autonomía (universitaria) desde el primer minuto”.

Pey acusó que la solicitud del Mineduc fue sorpresiva, que previamente había sostenido una reunión con la ministra de Educación, Adriana Delpiano, en la que se le adelantaron los motivos de la medida, y que la secretaria de Estado no tenía las atribuciones para pedirle la renuncia, sino que era potestad de la Presidenta Michelle Bachelet.

Pese a esto, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, aclaró desde La Moneda que “la Presidenta actúa a través de sus ministros de Estado” y que la ley de creación de las nuevas universidades “establece con claridad” que la solicitud de renuncia “es una facultad del Presidente de la República”.

De todas formas, la rectora explicó que la institución aún no cuenta con sus estatutos propios, por lo que todavía no es elegida por su comunidad académica o universitaria -como sucede con las otras estatales- y fue nombrada por la jefa de Estado. De hecho, una de las próximas metas de Pey era la publicación de los nuevos estatutos de la institución, los que habrían despertado críticas en el Gobierno.

En este contexto, la académica informó que la ministra fundamentó su solicitud “en la falta de alineamiento de mi gestión con ‘los planteamientos efectuados por el Gobierno en materia de educación superior’”, en particular por “la demanda de financiamiento institucional para su instalación, así como para otorgar gratuidad a sus futuros estudiantes y a la propuesta de flexibilización de los mecanismos de acceso”.

Sin embargo, tras su plenaria, el Cruch reconoció la labor de Pey, adelantó que le solicitará más información a la ministra Adriana Delpiano y evitó calificar la medida. 

Con todo, la polémica por la renuncia solicitada encendió las alertas del oficialismo. En este marco, la diputada Camila Vallejo afirmó que como PC solidarizaban con la rectora Pey, calificando de “un grave error” la solicitud y pidiendo su reconsideración.  “Ese estilo proviene de la misma mano que desfiguró el proyecto de ley de la Reforma de Educación Superior antes de ser enviado al Congreso”, aseguró la declaración pública que emitieron. Por su parte, RD e Izquierda Autónoma también respaldaron a la académica.

En tanto, durante la tarde de ayer,  la Confech se reunió con el Cruch para abordar el caso y la Reforma de Educación Superior.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon