Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gobierno cede y baja umbral para elección de intendentes generando críticas en la NM

logotipo de Pulso Pulso 30-08-2016 Gladys Piérola

El ministro del Interior, Mario Fernández, fue el encargado de dar la noticia en el comité político de ayer. Días después del cónclave oficialista, el jefe de gabinete, confirmó ante los líderes partidistas del oficialismo que el Gobierno apoyaría la propuesta del umbral de mayoría relativa para destrabar la elección popular de intendentes.

Eso significa dar luz verde al 40% de los votos con segunda vuelta para elegir a los nuevos gobernadores regionales. La indicación será entregada por el ministro Segpres, Nicolás Eyzaguirre y  discutida este miércoles en la comisión de Gobierno del Senado.

“Hay un apoyo suficiente a esa fórmula. Lo importante es que el próximo año puedan elegirse las autoridades regionales por el pueblo”, destacó el ministro Fernández.

Sin embargo, la decisión del Ejecutivo no cayó bien en todo el bloque oficialista,  donde señalaron que no era la opción que querían, pues tanto en La Moneda como en la NM, siempre apostaron por reponer el umbral original del proyecto: mayoría absoluta, igual que la elección presidencial.  Reconocieron que más bien fue la salida para hacer “viable” el proyecto y zanjar una polémica que llevaba semanas de discusión. 

Para la gran mayoría de los personeros oficialista, “ceder” a la propuesta del 40%  los dejó “disconformes”, siendo el principal detractor el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD), quien manifestó su descontento al Gobierno y a los partidos y aseguró que “no están haciendo lo correcto”.

“No hubo convicción y ganas de que se replicara un sistema electoral en las regiones, de cómo se elige un Presidente (…) Lo que primó es que tuviéramos elección de intendentes en la próxima elección parlamentaria y presidencial, pero eso no puede ser a cualquier costo”, aseguró Lagos Weber a la salida de la tradicional reunión de los lunes.

Otra de las posiciones más duras en este proyecto es la del senador PS, Carlos Montes, que adelantó que para  esta ley “no estaría su voto”.

“Mientras menos representación tenga más conflicto va a tener que administrar, sin tener facultad y recursos por ahora. Es una cosa que cuesta mucho entender”, comentó Montes, quien además indicó a que problema más profundo era cómo estaba hecha la “división territorial”.

Tanto Lagos Weber como el senador PS, Juan Pablo Letelier,  apuntaron a las presiones de Chile Vamos.

Aunque desde la oposición han dicho que están abiertos al diálogo y varios se han allanado al 40%,  la senadora UDI, Ena von Baer, que además es la presidenta de la comisión de Gobierno, insistió en “la mayoría simple es el mejor sistema, porque estas son elecciones territoriales y es la opción para  que tengan representación los grupos regionales”.

Durante semanas, el  Ejecutivo estuvo en la encrucijada de reponer el mecanismo de la mayoría absoluta, equivalente al 50% de los sufragios o la propuesta “mixta” del 40%  que apoyaban independientes y algunos sectores de la NM, y que sí podría darle los dos tercios o 25 votos que necesitaba para ser aprobado en el Senado.

“El Gobierno tomó la iniciativa dio el golpe de autoridad”, celebró uno de los impulsores de la idea “intermedia”, el senador ( IND - PR) Alejandro Guillier y  agregó que “esto despeja el trabajo para aprobar la ley de traspaso de competencia, donde se espera un piso mínimo con el desarrollo social de cada región, fomento productivo y al mismo tiempo el desarrollo de la infraestructura necesaria”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon