Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gobierno central ejecuta 1,3% más de lo acordado en la ley de Presupuestos

logotipo de Pulso Pulso 24-11-2016 Carlos Alonso

¿Cómo gastan los Servicios Públicos una vez aprobada la Ley de Presupuestos? Un informe del Observatorio Fiscal de la Universidad de Santiago (Usach) señaló que en promedio un gobierno central ejecuta 1,3% más de lo acordado en las respectivas Leyes de Presupuestos, con un rango de ajuste entre +6% y -4% comparado con lo presupuestado inicialmente. 

Asimismo, a nivel de programas presupuestarios, 51% de ellos gasta al menos 20% más o 20% menos de lo presupuestado originalmente en las respectivas Leyes de Presupuestos, como promedio anual entre 2009 y 2015. 

Otro de los resultados que arrojó este estudio fue que un 44% de todos los programas tiene ejecuciones que son al menos 20% mayor a lo estipulado inicialmente en las respectivas Leyes de Presupuestos entre 2009 y 2015. En este mismo período, estos programas terminan por representar 25% del gasto real ejecutado, en vez del 15% de lo presupuestado inicialmente.

El análisis de los ajustes que los servicios públicos realizan anualmente a la Ley de Presupuestos muestra que existen amplios espacios para mejoras. Aunque es evidente que se requiere de flexibilidad en la ejecución presupuestaria, se señala que resulta insostenible que haya servicios públicos o programas presupuestarios que todos los años gastan considerablemente más que lo presupuestado, o que haya programas en los cuales los presupuestos iniciales parecen tener poca relación con la realidad de las ejecuciones históricas. 

Diferencias reales entre presupuesto y ejecución 

De acuerdo al informe, al revisar los ajustes presupuestarios en pesos de 2015 se observa que, a nivel de partidas, entre 2009 y 2015 los ministerios de Salud, Trabajo, Interior, Hacienda, Defensa y Agricultura son los que han presentado consistentemente -en todos los años- las mayores alzas en su ejecución presupuestaria, comparado con su presupuesto inicial. Por el contrario, el Ministerio de Educación es la única partida que ha experimentado un comportamiento inverso, especialmente a partir de 2011, con ejecuciones presupuestarias inferiores al presupuesto inicial y con una diferencia promedio anual de -$77.281 millones entre 2009 y 2015.

Ahora bien, al revisar los ajustes presupuestarios en términos porcentuales, se aprecia que existen ante todo tres partidas -Contraloría General de la República, Ministerio de Hacienda y Presidencia de la República- que presentan continuamente una ejecución presupuestaria muy superior al presupuesto inicial. En promedio, estas tres partidas gastan anualmente un 23% más de lo presupuestado inicialmente, entre 2009 y 2015.  

Jeannette von Wolfersdorff, directora ejecutiva del Observatorio del Gasto Fiscal, señaló que “aunque es evidente que se requiere de flexibilidad en la ejecución presupuestaria, resulta poco sostenible que existan servicios públicos o programas presupuestarios que todos los años gastan considerablemente más que lo presupuestado, o que tengamos programas en los cuales los presupuestos iniciales parecen tener poca relación con la realidad de las ejecuciones históricas”.

Así las cosas, Von Wolfersdorff afirmó que “consideramos que estos datos subrayan la necesidad de contar con una institucionalidad diferente en el Parlamento, que permita realizar análisis y evaluación en temas relacionados al presupuesto público y al gasto fiscal”. Esto porque “si el Parlamento contara con una institucionalidad de este tipo, los legisladores tendrían apoyo contínuo tanto para evaluar la ejecución de la Ley de Presupuestos, como para detectar inconsistencias en la propuesta de ley ex ante”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon