Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gobierno defiende feriado del 2 de enero y califica críticas como "exageradas"

logotipo de Pulso Pulso 20-12-2016 Juan Pablo Palacios

El fin de semana la Presidenta Michelle Bachelet sorprendió a todos al anunciar un proyecto para declarar feriado el lunes 2 de enero de 2017.

Sin embargo, ayer en la reunión del comité político con los jefes de los partidos de la Nueva Mayoría (NM) se precisó que no habrá una iniciativa nueva, sino que se impulsará una que ya fue aprobada por la Cámara de Diputados en 2012 y que establece un feriado permanente y en dos fechas distintas.

“La moción parlamentaria, tal como está hoy día en el Congreso, establece feriado para el día 17 de septiembre cuando este cae día viernes, de forma permanente. Aparece en ese proyecto el día lunes 2 de enero, cuando el día primero cae día domingo”, precisó la ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez. La secretaria de Estado añadió que el Ejecutivo respetará la idea de la moción original, que instauraba que el feriado del 2 de enero no sería irrenunciable, por lo cual el comercio podrá abrir sus puertas.

Si el proyecto se aprueba tal como está, será feriado este lunes 2 de enero de 2017, como también el del año 2023 y todos los futuros lunes 2 de enero, mientras que el primero de los viernes 17 de septiembre que sería feriado caería en el año 2021.

Entre los argumentos planteados por el Ejecutivo a los partidos para justificar la medida, está el elevado ausentismo laboral que podría generarse si se mantiene como día hábil el lunes 2 de enero.

DEBATE

El anuncio del feriado generó reacciones inmediatas en el mundo gremial. La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) criticó el proyecto, ya que, a su juicio, “Chile necesita en forma imperiosa trabajar y producir más para salir adelante del estancamiento en que se encuentra”.

Según estimaciones de la CCS, al país el feriado le significará dejar de percibir del orden de US$120 millones.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, salió a criticar dichos cálculos, calificándolos como “completamente exagerados”.

“Esta es una decisión de la Presidenta que ha considerado varios aspectos, tanto económicos como aspectos que van más allá de la economía, desde la vida familiar hasta la seguridad en los desplazamientos (…). La verdad es que las estimaciones que yo he visto son completamente exageradas, la verdad es que un día adicional más de trabajo, según las estimaciones que existen, significan 0,2 o 0,1% más de crecimiento o a veces 0,3%, cuando es un viernes o un jueves”, dijo Valdés.

“Hacer estimaciones de éste, que va a ser un ‘san lunes’, la verdad es que me parece completamente exagerado. Además, la Presidenta ha decidido impulsar la moción parlamentaria que decreta esto como un feriado normal, y eso debiera tener incluso efectos menores a lo habitual”, enfatizó el ministro.

Valdés también abordó los alcances de la iniciativa en la tradicional reunión almuerzo de coordinación de los lunes con los parlamentarios de las comisiones de Hacienda, donde según algunos de los presentes estimó que el impacto del feriado en el Imacec de enero sería de - 0,25 punto.

En la misma línea de Hacienda, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, señaló que el efecto de un feriado sobre el crecimiento “es relativamente marginal”. Precisó que hay muchos sectores donde hay ciclos continuos de trabajo y otras en los cuales la actividad incluso se intensifica en los días feriados.

En el plano político, hubo respaldo transversal a la aprobación del proyecto del Gobierno por el feriado del 2 de enero. 

La opinión disidente vino del precandidato presidencial y ex Presidente Ricardo Lagos, que consideró “populista” la intención de legislar a última hora.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon