Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gobierno: Plan de Descontaminación de Santiago costará US$1.013 millones

logotipo de Pulso Pulso 05-10-2016 C. Valenzuela y L. Cárdenas

Un plan inédito para cambiar el aire de Santiago lanzó ayer el Ministerio de Medio Ambiente. La iniciativa apunta a abordar emisiones estructurales de todos los sectores y busca reducir en 60% el material particulado. 

Entre sus metas está la reducción de las emisiones de los grandes establecimientos industriales en 30% en Material Particulado de 2,5% (MP), aquello para 57 “grandes establecimientos” que dan cuenta de la mitad de las emisiones. Sin embargo, todos los objetivos tendrán un costo final de implementación de US$1.013 millones.

El salto es grande, dicen en la industria, y asesores legales de grandes firmas. Y para la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet) el plan de descontaminación no tomó en cuenta los efectos que generará en el parque automotriz y en fuentes fijas.

“Al final el parque automotriz aumentará, porque la gente que tiene los medios comprará el segundo automóvil para usarlo cuando exista restricción”, advirtió el timonel de la industria.

“Hay que tener cuidado con la industria de fundaciones. Es gigantesco el costo. Tanto así que nuestros socios están usando su capital de trabajo para asumir el costo por los filtros. El Gobierno debería asumir los costos y entregar créditos blandos para ejecutar las normas que ahora vendrán más exigentes”, aclaró Martínez.

El gremio reúne a 220 socios entre grandes y pequeñas empresas. Los rubros son diversos. Van desde pinturas, galvanizado, fundiciones y hasta metal mecánico: maestranzas y talleres mecánica.

“En un periodo de desaceleración económica es importante que el Gobierno considere este contexto para llevar adelante el plan que afectará muchos pequeños industriales”, remató Juan Carlos Martínez, presidente de Asimet.

Nuevo proyecto

El Gobierno sometió a consulta el Anteproyecto del Plan de Acción Nacional de Cambio Climático 2017-2022 para avanzar en el cumplimiento de una de las metas del Programa del actual Gobierno, que consideró establecer un instrumento de política pública que integre y oriente las acciones a tomar en cambio climático. El programa plantea específicamente que “deberá realizar con la máxima celeridad posible un nuevo plan nacional de cambio climático con una visión transversal e integrada, en adaptación, mitigación de impactos y creación de capacidades, orientando las medidas adoptadas hacia una economía baja en carbono”.

“Este Plan está orientado a la implementación efectiva de medidas que se han identificado para adaptarse al cambio climático y con ello reducir la vulnerabilidad del país, para contribuir al cumplimiento de los compromisos internacionales de Chile ante la Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y para continuar generando capacidades en materia de cambio climático a nivel del gobierno nacional, gobiernos subnacionales, sector privado, academia, organizaciones ciudadanas y en la comunidad en general”, sostiene el documento.

Se espera tener un documento terminado en noviembre y ser presentado para la aprobación del Consejo de Ministros para la sustentabilidad antes de finalizar el presente año.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon