Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gobierno pone suma urgencia a elección de intendentes y busca votarlo a inicios de octubre

logotipo de Pulso Pulso 15-09-2016 Natalia Olivares

Con el ministro de la Segpres Nicolás Eyzaguirre presente en la sesión, ayer la comisión de Gobierno Interior del Senado -presidida por la senadora UDI Ena von Baer- retomó la discusión sobre el proyecto de reforma constitucional que establecerá una elección directa de intendentes mediante sufragio universal. Cerca de las 14:00 horas, cuando se pidió la unanimidad para votar la iniciativa tal como estaba estipulado en el cronograma interno, el senador RN Alberto Espina se negó.

Se barajó entonces convocar durante la tarde de ayer a una sesión especial, o incluso hoy, pero no hubo acuerdo por lo que la instancia retomará la discusión tras las Fiestas Patrias y la semana regional. Pero esta vez con una presión extra: luego que a los reparos de la oposición se sumara el rechazo de varios senadores del PPD como Felipe Harboe, Ricardo Lagos Weber, Eugenio Tuma y Adriana Muñoz, además del PS Carlos Montes y Pedro Araya (independiente pro DC), La Moneda pasó a la ofensiva y la tarde de ayer en voz del subdere Ricardo Cifuentes notificó que puso suma urgencia al proyecto.

Esto, en concreto, significa que la reforma debe salir a más tardar el próximo 29 de septiembre de Gobierno Interior, para que se vea en la sala del Senado la primera semana de octubre.

En el protocolo que el Gobierno sigue conversando con los distintos sectores, pese a las diferencias internas en la Nueva Mayoría se mantiene el umbral de 40% de los votos como fórmula electoral para elegir a los futuros “gobernadores regionales”, con segunda vuelta entre las dos primeras mayorías en caso que ningún candidato alcance ese porcentaje y un traspaso de competencias gradual, en el período 2018-2022, desde el Estado central a los gobiernos regionales.

Es en este último punto que Chile Vamos sale al paso. A juicio del bloque opositor, no es posible dar un cheque en blanco respecto a la reforma constitucional sin aterrizar desde ya las competencias que se darán a los futuros gobernadores regionales, mediante una ley orgánica. Y si bien el viernes pasado el Gobierno entregó una propuesta de protocolo, ésta no gustó en la derecha, quienes buscan que el acuerdo también abarque el traspaso de competencias.

“No tenemos espacio para seguir dilatando no dar el primer paso hasta que tengamos acuerdo en el último paso”, dijo al respecto el ministro Segpres Nicolás Eyzaguirre, en alusión a la necesidad de sacar cuando antes la reforma constitucional. “El Gobierno hoy (ayer) perdió una gran oportunidad de llegar a un acuerdo transversal”, retrucó Ena Von Baer.

Fue así que ayer en medio de la discusión una de las fórmulas que se puso sobre la mesa para destrabar un acuerdo, y que también impulsó el DC Andrés Zaldívar, es que se redacte una norma transitoria en la Constitución en la cual se señale que la elección del intendente entrará a regir efectivamente al momento en que se dicte la ley de competencias, paso que el Gobierno espera que sea el siguiente -y no paralelo- a la tramitación de la reforma. “Eso hay que redactarlo bien”, dijo el senador Espina abriéndose a dicha fórmula.

Otra de las discusiones instaladas fue que, desde la oposición, acusan que las primeras nuevas competencias de los gobernadores regionales se verán recién en 2022, según aseguró el senador Espina.

Sin embargo, esta versión fue descartada desde el Gobierno. Según el subsecretario Cifuentes en la actualidad los intendentes tienen 23 facultades establecidas por ley, a las que se le sumarán 49 nuevas con el proyecto contemplado para la figura del gobernador regional, y 30 más de cara al 2022. “El año 2018 cuando partan los gobernadores regionales (…) van a haber aumentado al doble las competencias que tienen”, respondió la autoridad a los dichos del parlamentario RN, acusando que el senador se debe haber equivocado al ver las cifras.

Durante la tarde de ayer, ante la evidencia que no avanzaría más la iniciativa durante la jornada, los senadores Alejandro Guillier y Carlos Bianchi salieron a insistir en su respaldo al proyecto en curso, acusando que si no tiene luz verde en las próximas semanas peligrará su puesta en marcha para el próximo año.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon