Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Goldman, BlackRock, TCW eligen misma estrategia de bonos en 2017

logotipo de Pulso Pulso 04-01-2017 Bloomberg

Para las administradoras de bonos más grandes del mundo, 2017 puede llegar a ser el año en que finalmente los fondos ‘unconstrained’ (bonos no restringidos por los índices de referencia) estarán a la altura de las expectativas generadas.

Si bien los fondos de bonos -promocionados durante largo tiempo por su potencial de brillar en cualquier entorno- incumplieron sistemáticamente con lo que prometían a lo largo de los años, los administradores de bonos están convencidos de que se aprestan a tener una especie de momento de gloria. La elección de Donald Trump reactivó las perspectivas de inflación y crecimiento tanto en los Estados Unidos como en el exterior, lo que probablemente traiga aparejadas tasas de interés más altas e implique el fin del período alcista de tres décadas del mercado de bonos. Y eso favorecerá a los fondos que pueden volcarse hacia donde estén los retornos más altos -sin restricciones en cuanto a vencimiento, geografía o incluso calidad crediticia-.

© PULSO

“Este podría ser el renacimiento del fondo de bonos no restringidos”, dijo Jonathan Beinner, director de inversiones de renta fija global de Goldman Sachs Asset Management, que tiene a su cargo más de US$1 billón. “Los inversores individuales están muy expuestos, tal vez más de lo que piensan, a las tasas en alza”.

Los fondos no restringidos por los índices de referencia, que nacieron hace aproximadamente una década y crecieron rápidamente en 2013 a raíz de los temores por el aumento de las tasas de interés, trastabillaron en estos dos últimos años en la medida que los inversores se alejaron de ellos y eligieron alternativas simples de bajo costo como los fondos que cotizan en bolsa. Los retiros crecieron hasta casi US$21.000 millones --casi 20 por ciento de los activos en la categoría-- en los 11 primeros meses de 2016, superando fácilmente al año de mayores retiros de la historia, según Morningstar Inc.

Esto sucedió pese a que los fondos no restringidos (también llamados fondos de bonos no tradicionales) tuvieron uno de sus mejores años, rindiendo un promedio de 5,15 por ciento en 2016 a pesar de una liquidación generalizada en los mercados de bonos que eliminó valor por más de US$3 billones a nivel mundial en el último trimestre. Para el año, el Índice Bloomberg Barclays Global Aggregate Bond avanzó 2,1 por ciento.

Según algunos administradores de bonos, un gran problema que frenó a los fondos ha sido su fama de ser demasiado irresponsables.

Normalmente, los fondos tratan de no tener demasiada exposición a deuda a largo plazo y de ganar retornos metiéndose de manera oportunista en todo, desde los valores de alta rentabilidad hasta las divisas, las materias primas y los instrumentos derivados. Eso genera, con o sin razón, la idea de que pueden asumir riesgos indebidos para obtener retornos.

Rick Rieder, de BlackRock Inc., no se inmuta. Dice que los inversores adoptarán los fondos no restringidos por los índices de referencia cuando las tasas de interés y la volatilidad aumenten.

“La gente busca refugio en el mercado de renta fija con menos volatilidad”, dijo Rieder, director de inversiones en renta fija de BlackRock, la administradora de activos más grande del mundo.

De todos modos, hay escaso consenso entre los administradores de fondos no restringidos respecto de cuáles son o dónde están las mejores inversiones en 2017.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon