Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Goldman Sachs cree que reformas de Trump harán subir materias primas

logotipo de Pulso Pulso 10-11-2016 Bloomberg

Trump ha señalado que gastará más de US$500.000 millones en la reconstrucción de infraestructuras en Estados Unidos y se ha comprometido a, como mínimo, duplicar el gasto del plan quinquenal de Clinton para el desarrollo de carreteras, aeropuertos y puentes, estimado en unos US$275.000 millones.

La promesa de Donald Trump de renovar la infraestructura estadounidense implica que las materias primas que se utilizan para construir aeropuertos o puentes se beneficiarán durante su mandato, según Goldman Sachs Group Inc.

El gasto del republicano, que se instalará en la Casa Blanca tras la derrota de Hillary Clinton, impulsará las actividades en el sector de la construcción y beneficiará al acero, el mineral de hierro, el níquel, el zinc y el diésel, según escribieron analistas entre los que figuran Damien Courvalin y Jeffrey Currie en un informe del 9 de noviembre. El plan de Trump de recortar los objetivos de reducción de emisiones impulsaría la demanda de gas natural, según el banco. La disminución de la incertidumbre acerca de las medidas políticas fomentaría las inversiones en una fuente de producción eléctrica y petroquímica que ya es competitiva.

Trump ha señalado que gastará más de US$500.000 millones en la reconstrucción de infraestructuras en Estados Unidos y se ha comprometido a, como mínimo, duplicar el gasto del plan quinquenal de Clinton para el desarrollo de carreteras, aeropuertos y puentes, estimado en unos US$275.000 millones. El magnate multimillonario, que nunca ha ocupado un cargo público, derrotó a su rival tras una campaña que expuso profundas divisiones entre los estadounidenses. El presidente electo estará respaldado por un Congreso controlado por los republicanos después de que el partido sorprendiera a los demócratas al mantener el control del Senado.

“El mensaje más claro del discurso de Donald Trump tras la victoria electoral fue el de poner el acento en un mayor gasto en infraestructuras en Estados Unidos”, escribieron los analistas en el informe. “Sin detalles concretos resulta difícil cuantificar el impacto en la demanda de materias primas. Sin embargo, este tipo de política favorecería al acero, el mineral de hierro, el zinc, el níquel, el diésel y el cemento”.

Se espera que el presidente electo elimine la incertidumbre respecto de las medidas políticas y fomente una mayor inversión en los Estados Unidos, pero al mismo tiempo se percibe un incremento de los riesgos geopolíticos y posibles restricciones al comercio internacional, lo que ha convulsionado los mercados mundiales. Los precios de las materias primas y las acciones de las empresas que las producen se recuperaron de una sacudida mientras los inversores intentaban determinar las implicancias de la victoria de Trump el miércoles.

Según las tendencias de consumo actuales, el plan de infraestructura de Trump tendría un “impacto modesto” en el mercado mundial del acero ya que Estados Unidos sólo representa el 7 por ciento de la demanda mundial, según Goldman. El consumo per cápita de acero de Estados Unidos es la mitad del de China, informó el banco. El gasto de Estados Unidos y de los mercados desarrollados en infraestructura está estancado desde los años 70, lo que sugiere que un alza de las inversiones llevaría a una recuperación significativa de la demanda de acero, dijeron los analistas.

No es probable que el gasto estadounidense en infraestructuras comience antes del tercer trimestre de 2017, lo que coincidirá con una disminución del impacto del estímulo de China, “por lo que, en lugar de una posición marcadamente alcista, podría tratarse simplemente de una moderación de la desaceleración del crecimiento de la demanda china de metales básicos en el segundo semestre de 2017 y en 2018”, señaló el banco.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon