Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Goldman Sachs ve "oportunidad de compra2 si el oro acentúa su caída

logotipo de Pulso Pulso 11-10-2016 Bloomberg

Requerían los recursos, pero el ingreso Qatar Airways a la propiedad de Latam Airlines generó una serie de movimientos, algunos incluso destinados a asegurar el control de la compañía por parte de la familia Cueto y los Amaro.

El acuerdo implicará que Qatar adquirirá hasta el 10% del total de las acciones de LATAM a través de un aumento de capital por US$613.164.240, mediante la emisión de 61.316.424 nuevas acciones de pago a un precio por acción de US$10. Los títulos serían suscritos totalmente por el nuevo socio, y Costa Verde se comprometió a ceder su derecho de opción preferente a la suscripción de acciones del aumento de capital antes mencionado.

Sin embargo, esto gatilló a su vez el ingreso de la familia brasilera a Costa Verde, sociedad holding a través de la cual la familia Cueto controlan la aerolínea.  Así, la sociedad de inversiones compró mediante un remate en bolsa el 6,47% de LATAM a TEP Chile, sociedad de la familia Amaro. Con esto, el capital de CVA en Latam Airlines llegó a un 31,47%, porcentaje que luego se reducirá a 28,29% debido al aumento de capital que planea llevar adelante la aerolínea para el ingreso de Qatar. 

Junto con este anuncio, TEP Chile ingresará a la propiedad de CVA luego de un aumento de capital por $124.841 millones, que será suscrito en su totalidad por la sociedad controlada por los Amaro. 

Si bien los Cueto seguirán controlando LATAM, su participación indirecta en la firma caerá. Hoy la familia tiene el 99,89% de CVA, la que a su vez tiene 136.394.023 de acciones de la aerolínea (equivalente a un inversión indirecta de 25%). Pero una vez ingrese la familia Amaro, CVA tendrá 171.694.023 de acciones de las cuales la familia Cueto mantendrá un 78,1%. Es decir que su participación indirecta de en LATAM bajará de 136 millones a 134.093.032 papeles, algo que en el mercado se vio como un premio hacia los Amaro.

CVA mantiene una serie de covenants con los bancos los cuales estipulan que no pueden dejar de tener el control en la aerolínea, por lo que su participación no podría bajar de 25%. Por ello es que estaban obligados a buscar una fórmula que les permitiera mantener un porcentaje similar y así evitar la aceleración de las deudas. 

Pero también, señalan fuentes cercanas a las negociaciones, se debió a la necesidad de mantener el control de la compañía. Por una parte, ambas familias se han ido acercando con el tiempo logrando lazos de amistad no menores. Si bien necesitaban un socio que suscribiera un aumento de capital, saben que necesitan unir fuerzas en caso de que requieren defender la firma, escenario donde Costa Verde es una sociedad clave pues les permite de una forma más eficiente financieramente adquirir acciones de LATAM en caso de que Qatar intente tomar el control.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon