Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gonzalo Cordero: "No creo que levantar una candidatura artificial le dé más influencia a la UDI de cara a un programa"

logotipo de Pulso Pulso 16-12-2016 Natalia Olivares

Para el analista y columnista Gonzalo Cordero, quien también es militante histórico UDI, la elección que vivió el partido fue bastante competitiva y, si bien esperaba un poco más de votación, no le sorprendió cómo se dio la correlación de fuerzas. “Los militantes se pronunciaron y dieron una definición clara que da certeza y empodera bien a la lista ganadora”, afirma. En materia presidencial, insiste en que el partido debe cuadrarse tras Sebastián Piñera con ejes programáticos claros, más que arriesgar a que un militante los enarbole en una primaria. 

¿Qué es lo que debe hacer Jaime Bellolio con ese 37%?

-Hoy puede sentir que tiene un liderazgo al interior de la UDI bastante respetado, legitimado, y con mucha proyección. Lo más importante es que ya pasada la elección se de vuelta la página y se confluya en el proyecto común, y en eso es importante el diagnóstico respecto de nuestra sociedad, sistema político, desafíos… y no me cabe duda que existen instancias de diálogo, de debate, que están en las bancadas parlamentarias, Comisión Política, consejos directivos ampliados. Todos siguen en el mismo partido, jugando roles diferentes, pero empujando un mismo proyecto.

¿Sigue viva la renovación UDI tras el triunfo de Jacqueline Van Rysselberghe?

-Sería ciego negar que había algo de eso en esta elección y que no se produjo, pero también hay que asumir que el transcurso del tiempo es inevitable y que esos cambios se van a ir dando naturalmente. Lo importante es cómo enfrenta la UDI lo que está pasando en el sistema político,y es ahí donde la generación joven tiene un rol muy importante esté o no en la mesa.

También dijo que lo que se jugaba en la elección es cómo hacer frente a la arremetida de la izquierda y sus nuevos dirigentes, sin cederle ese espacio a Evópoli, ¿qué pasará con este resultado?

-No tiene mucho sentido seguir pegados en los ejes en que se dio la elección. Mi impresión es que hoy todos los partidos relevantes responden al contexto de la transición -tanto en su organización, como su discurso- y eso es pasado. Hay tres cambios fundamentales: esa transición se cerró, en el país la clase socioeconómica predominante ya no son los pobres, sino la clase media; y creo que se viene un cambio muy fuerte que es el ingreso a distintos niveles de decisión y protagonismo de lo que yo llamaría “babyboomers” chilenos. Los que, por fijar arbitrariamente una fecha, nacieron alrededor del año 1985. Ellos no alcanzan a tener recuerdos de Pinochet,vivieron el período de mayor crecimiento del país, y tienen un discurso crítico de los que las generaciones anteriores valoran. Por eso los partidos que responden a la realidad de la transición tienen que ajustarse a la realidad que viene. 

Entonces, ¿no es acertado el camino de Van Rysselberghe de poner el acento de los inicios de la UDI, reflotando incluso el departamento poblacional?

-Me parece que su discurso, en tanto renovador de la ética y la mística es perfectamente compatible y útil. Pero tiene que ir acompañado de otros cambios que permitan que la UDI sea competitiva con nuevos movimientos de derecha, que se sintonice no sólo con el mundo poblacional sino con la clase media y con un discurso de movilidad social. Si uno mira el origen de la UDI, el medio natural donde se acercaron a lo público y la política Andrés Chadwick, Jovino Novoa, Juan Antonio Coloma, Patricio Melero, Hernán Larraín, fue en la universidad. Ahí la UDI ha perdido espacios, y es una pelea que hay que dar porque han entrado nuevos actores como Solidaridad, Idea País, Republicanos, Evópoli.

¿La senadora va a lograr despercudirse de la idea que está tras Juan Antonio Coloma y que los “coroneles” que siguen mandando?

-El tema no es que la senadora  tenga que demostrar que la que gobierna es ella y que tenga que separarse de la gente que la apoyó en la elección. Juan Antonio Coloma forma parte de su lista, es obvio que la apoyó y también los líderes tradicionales del partido. Lo que tiene que hacer en los hechos esque tiene liderazgo y capacidad de incluir en el gobierno del partido a todos los sectores.

Pero en los dos cupos discrecionales que tenía puso dos personas cercanas a Coloma, ¿perdió ahí una oportunidad?

-Es una forma de ser consecuente con el proceso que se hizo, la unidad no está por alterar por secretaría el resultado, sino que se juega en que el sector que ganó y el que perdió en las distintas instancias del partido sean capaces de trabajar colaborativamente. Ahora, por estatutos, la lista que perdió si sacó más de un 35% de los votos, tiene derecho a integrar un miembro a la directiva. Eso es distinto, y no sé cómo lo van a resolver.

Se ha dicho que la UDI debe llevar carta propia a primarias para defender “sus ideas”, ¿una candidatura del partido servirá para influir con mayor fuerza en un potencial programa de Gobierno, si gana Piñera?

-No.  Obvio que todo partido debe tener la voluntad de tener candidato, pero si a pesar de ello no lo tiene, es voluntarismo. No creo que levantar una candidatura artificial le dé más influencia a la UDI de cara a un programa. Entonces, ¿es una buena opción que la UDI tenga un candidato para enarbolar a través de él banderas programáticas para exponerlos a él y a esas banderas a un mal resultado? Preferiría una UDI que con la misma voluntad programática apoye y fortalezca al candidato real que existe hoy día.

¿Debe Chile Vamos pedir que Piñera transparente sus negocios y terminar con las críticas? José Yuraseck en carta a El Mercurio advirtió sobre los riesgos de nuevos antecedentes y merma en su apoyo en caso de lanzarse como candidato. 

-No, creo que lo primero que tiene que hacer Chile Vamos, en mi opinión, es instalar con fuerza el debate respecto del rol que el sistema de justicia puede tener alterando el sistema democrático e instalación de candidaturas. Me parece, personalmente, que la querella presentada por el diputado PC Hugo Gutiérrez es abusiva en términos jurídicos, y que no debió haber sido acogida a tramitación. Al aceptar se abrió la puerta para que se instrumentalice el sistema de justicia y se afecten candidaturas políticas.

¿No es más fácil que el bloque pase al frente y suban ellos los estándares?

-Hoy pedirle a Piñera transparencia de las operaciones de su family office no tiene sentido. Sí creo que si finalmente es candidato va a tener que someterse a un estándar bastante más exigente del que se sometió en el anterior Gobierno.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon