Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gonzalo Sanhueza y la institucionalidad fiscal: "Se suponía que durante este Gobierno se iba a progresar con más fuerza, pero no fue así"

logotipo de Pulso Pulso 23-09-2016 Carlos Alonso

En mayo, el Gobierno anunció que por motivos de agenda postergaría el envío de un proyecto de ley para fortalecer la institucionalidad fiscal dando carácter de autonomía al Consejo Fiscal Asesor (CFA) que actualmente funciona vía decreto. 

Y si bien el socio de Econsult Capital e integrante del Consejo, Gonzalo Sanhueza, defiende el carácter de independencia con el que ahora funciona esta entidad, afirma que sería preferible que el Gobierno avanzará con más decisión en un proyecto de ley para darle autonomía al CFA. Para Sanhueza, “una de las cosas que ha pasado en el último tiempo es que todos los gobiernos le han dado un impulso adicional a la institucionalidad fiscal, desde la época del ministro Nicolás Eyzaguirre, y por ello, este Gobierno también debería dar un salto más en esa dirección para ir convergiendo a lo que tienen los países de la OCDE”.

¿Falta una mayor institucionalidad del Consejo Fiscal?

-Los países desarrollados tienen una mayor institucionalidad fiscal, y nosotros deberíamos seguir avanzando en esa dirección. Este es un proceso que partió en 2000, con el balance estructural, y se suponía que durante este Gobierno se iba a progresar con un poco más de fuerza, pero no fue así, y por ello, es probable que al término de este Gobierno terminemos con la misma institucionalidad fiscal con la que se partió. Hay muchas cosas que se debe ir perfeccionando. Y desde ese punto de vista, se debería tener una institucionalidad fiscal que sea más un contrapeso de Hacienda, hoy es básicamente un consejo asesor del ministro. 

¿Y esto se traduce en que el Consejo no decide qué temas abordar?

-En el proceso de revisión del cálculo del balance estructural está bien establecida la función del Consejo, pero en otras materias, sólo se opina en la medida que el ministro de Hacienda pida un pronunciamiento.

Y si fuera autónomo, ¿podrían opinar de otras materias sin esperar la venia de Hacienda?

-Tendríamos definido el campo de acción y sobre ese ámbito tener alguna visión. Pero hoy en día dependemos de si el ministro nos pide o no nuestra opinión. 

En ese sentido, ¿el Gobierno debería dejar enviado un proyecto de ley antes que termine su mandato?

-Sería bueno del punto de vista de la institucionalidad económica. Si bien Chile ha avanzado, falta dar un paso grande en materia de otorgar una institucionalidad al Consejo Fiscal Asesor. De esta manera, se podrían definir cuáles son las materias donde el CFA puede opinar, cuál será la permanencia de sus miembros, la forma en que se nombra a los consejeros, como se remueven y a la vez, dotarlo de financiamiento propio para poder hacer estudios. 

¿Han tenido alguna novedad sobre si se enviará el próximo año el proyecto? 

-Esto lo postergó primero el ministro Alberto Arenas y ahora, el ministro Rodrigo Valdés, y hasta donde entendemos sigue postergado. 

Este proyecto tiene un respaldo técnico, ¿por qué cree que no ha avanzado?

-Hay bastante consenso a nivel técnico y además hay varios precedentes internacionales por lo que se podría avanzar rápido, ahora las razones, el por qué, habría que preguntárselo al ministro.

¿Es una deuda pendiente?

-Si uno piensa que el país ha avanzado en tener una institucionalidad como el Banco Central, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, el Sernac, y que considerando que en el último tiempo todos los gobiernos le han dado un impulso adicional a la institucionalidad fiscal, desde la época del ministro Nicolás Eyzaguirre, este Gobierno también debería dar un salto más en esa dirección para ir convergiendo a lo que tienen los países de la OCDE.

PRESUPUESTO 2017

Hace una semana el economista Ricardo Ffrench-Davis planteó en PULSO que se necesita una política fiscal expansiva para reactivar la economía, ¿cuál es su visión para el Presupuesto 2017?

-Hemos tenido aumentos del gasto fiscal de 7% en el presupuesto de 2015, y la economía creció en torno a 2%, por lo que ya tuvimos una expansividad fiscal importante, y los resultados no se dieron. Además, el país tiene una regla fiscal y en base a eso se debe elaborar el presupuesto. 

¿Entonces no ve espacio para una política fiscal expansiva?

-No ha tenido el efecto de aceleración, porque el problema de la economía no es de demanda sino que de la capacidad estructural de la economía para crecer más, y por ello, no tiene resultados y lo único que se genera es mayor inflación. Además ese gasto que supuestamente es transitorio termina siendo permanente. Esto se probó en 2014, y no dio un impulso a la economía y por lo tanto, es una mala receta para la economía chilena. 

¿El gasto público debe ceñirse a la meta de convergencia a balance estructural que tiene el Gobierno?

-El primer compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet era reducir el déficit estructural a 0%. Luego se modificó ese decreto y se dijo que la reducción sería de 0,25 punto por año. Que nuestro escenario fiscal sea creíble tiene un beneficio importante para el país, porque permite emitir deuda a tasas bastante bajas. 

El ministro Valdés consultó al Consejo Fiscal Asesor (CFA) para que analizara los criterios para utilizar los recursos del Fondo de Estabilidad Económica y Social (FEES), ¿se está abriendo la puerta para utilizarlos?

-Lo que planteó el CFA es que se debe definir cuándo se usan los recursos del FEES. Sabemos que es un fondo que debe estar presente para episodios de crisis internacional, porque en esos momentos es más complejo para el país acceder a financiamiento. En 2009, el país gastó cerca de US$9 mil millones, por ende, ese es un piso mínimo que debe tener. Ahora, sobre esos montos, se puede analizar cuánto de esos recursos se pueden destinar para financiar déficit efectivo, pero tenemos que ser cuidadosos, porque no vamos a tener un sólo año déficit fiscal, sino que varios años más, por lo que debe haber una estrategia de cómo se irán financiando esos déficit para llegar a balance. 

¿Y esa estrategia debe incluir el desembolso del FEES?

-Se puede hacer un mix entre emitir deuda, y utilizar recursos del FEES, pero respetando la regla de balance estructural de que todos los años se reduzca el déficit fiscal. Respetando esa regla se puede buscar una combinación, esa fue la recomendación que hizo el consejo. 

¿Es trascendental para el país mantener la clasificación de riesgos?

-Sí. Es complejo cuando un país entra en un período de baja en la clasificación de riesgos, porque no solamente aumenta el costo de endeudamiento, sino que en ciertos escenarios no se cuenta con acceso de financiamiento internacional, por ello, es clave mantener la clasificación de riesgos.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon